Posts Tagged ‘alergia’

¡Respira!

En cualquier época del año los trastornos respiratorios son una enfermedad que están a la orden del día. Alergias, catarros, bronquitis son algunas de las más frecuentes y desde aquí os vamos a dar unos cuantos consejos para aliviarlos.

Si has pillado un buen resfriado y quieres limpiar las vías respiratorias te sugerimos que hagas una infusión en la que mezcles a partes iguales la trinitaria con la tila. Está especialmente recomendado para los casos en que hay fiebre y tos seca, además de una deficiente secreción de mucosidades.

Para prepararla vierte un cuarto de litro de agua hirviendo sobre dos cucharaditas de trinitaria y otras dos de tila. Deja reposar y bebe tres tazas diarias.

En el caso de que la tos sea suave te sugerimos un jarabe de cebolla que podrás hacer tú mism@. Pica finamente una pieza y mézclala con 3 cucharadas de azúcar. Añade 1/8 de litro de agua y deja que cueza unos cuantos minutos. Retírala del fuego y cuando hayan pasado unas horas exprime la mezcla. Toma una o dos cucharadas entre 3 y 5 veces al día y verás qué alivio.

Si lo que te afecta es la bronquitis, no dudes en echar mano de la hiedra. Vierte un cuarto de litro de agua sobre una cucharadita llena de hojas de hiedra. Cuélalo al cabo de diez minutos. Si quieres endulzarlo, hazlo con miel.

Por último os vamos a dar un remedio natural para la alergia. Es un sanísimo cóctel de hierbas compuesto por 25 gramos de asperino, otros tantos de romero, galio, cola de caballo, raíz de regaliz, 15 gramos de caléndula, igual cantidad de menta y grosello negro y 30gramos de gayuba.

Se hierven dos tazas de agua y se echa una cucharada de la mezcla. Se deja reposar diez minutos y se toma una taza después de la comida y otra después de la cena.

Adiós a los sabañones

Antiguamente a la gente que trabajaba en el campo y soportaba muchísimo frío en la época invernal, le salían con muchísima frecuencia grandes sabañones en pies y manos e, incluso, en las orejas.

Uno de los remedios más fáciles para combatirlos es friccionarlos con pimienta de cayena, que restablece en pocos segundos la circulación sanguínea, con lo que el dolor se alivia casi de inmediato. Pero esto sólo se puede hacer si la piel no presenta heridas ni alergia a la pimienta, claro está.

En el caso de que haya herida, lo mejor es curarlos con un agua que conseguirás cociendo un apio entero. Lava la zona afectada durante dos veces cada día con ella. A los pocos días los sabañones habrán desaparecido sin dejar rastro.

Por último, hay que tener a mano gachas con harina de avena. Una vez que están templadas, mete los pies o las manos y la mejora será inmediata.

Sin azúcar, por favor

Sin duda alguna, la diabetes es una enfermedad que no puede tratarse sin ayuda del médico, pero la tradición popular también tiene remedios que complementan a la perfección las directrices de los especialistas.

Una vez más, los frutos de la tierra son los mejores aliados para combatir esta enfermedad. Desde hace mucho tiempo, a todo aquel que era diabético se le recomendaba que tomara en ayunas varias ramitas de perejil, una de las hierbas más adecuadas para esta enfermedad.

Evita este remedio su sufres dolencias cardiacas o alergia a esta planta. En cualquier caso, en la despensa de la abuela también se encuentra otro remedio que ayuda a tratar la diabetes: la alcachofa. Es muy beneficioso comerla a menudo, pero es mucho más efectivo tomar el caldo donde haya hervido la alcachofa.

En sustitución de la alcachofa también pueden utilizarse vainas de las judías, pero en este caso en infusión.

Una de las mejores hierbas que pueden tomar los diabéticos es el diente de león, ya sea en ensalada o en infusión también. Es muy recomendable que tomen cada día tres tazas de esta tisana son concretar, que deben beber despacio y a pequeños sorbos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 742 seguidores