El aceite de naranja dulce: un calmante mental y un buen digestivo

Cada botecito de aceites esenciales que adquirimos en los herbolarios llevan dentro de sí una gran cantidad de cualidades que en muchos casos desconocemos. Por este motivo vamos a hacer repaso de algunos de los denominados básicos, y comenzaremos con el aceite de naranja dulce. Evidendentemente, la primera sensación que transmite es su aroma refrescante, deliciosamente dulce y lleno del frescor cítrico. Para hacer un poco de historia, decir que los naranajos tienen su origen en China, donde se usaba la piel de la naranja para tratar los problemas de estómago, tos y resfriados. Dicen los expertos que, casi con toda probabilidad se extendieron hacia el oeste gracias al comercio marítimo y actualmente se cultivan a escala industrial en países como Brasil o Israel.

De la piel de naranja se extrae un aceite esencial con múltiples propiedades. El aceite esencial de naranja dulce tiene un efecto mental suave y calmante, estimulando la digestión y mejorando la función del hígado, especialmente a través de masajes abdominales. Para conseguir este efecto hay que añadir cuatro gotas de naranja dulce, dos de lavanda y dos de menta en cuatro cucharadas de té de aceite vegetal. Muy importante mantenerlo lejos de la luz solar. Por lo demás, todo son ventajas para el cuerpo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: