Remedio práctico contra las dolorosas ampollas

Durante cualquier época del año, pero especialmente en estas fiestas, las mujeres solemos utilizar zapatos de tacones imposibles y que, después de muchas horas sin quitarlos, porque hay que aguantarlos durantes las cenas y comidas navideñas, nos dejan los piel literalmente hechos polvo y en la mayoría de los casos unas pocas y dolorosas ampollas.

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, las ampollas nunca deben reventarse ni aun con alfileres pasados por una llama, ya que si se abre la ampolla, la piel afectada queda mucho más expuesta a posibles infecciones. El mejor remedio para ello es cubrirlas durante el día para que no se revienten o se infecten y por la noche destaparlas para que se sequen. También es recomendable cambiar la gasa cada 12 horas.

Aunque las ampollas pueden cubrirse sólo con una gasa o tirita, hay algunos remedios prácticos, como poner sobre la herida un trocito de col hervida en leche o un trozo de zanahoria recién rallada.

Otro truco efectivo, que ya utilizaban nuestras abuelas para luchar contra las ampollas es guardar los huesos de melocotón y hervir uno durante cinco minutos. Se deja enfriar un poco el agua. Cuando está tibia se echa sobre la herida. ¡Qué alivio!

Las ampollas suelen salir después de largas caminatas o a causa del calzado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: