Archive for 31 marzo 2012

No más grietas en los labios

Buen fin de semana a todos. En primer lugar, pediros disculpas  porque un pequeño problema técnico, que ya está resuelto, nos impidió dar la continuidad que deseamos a esta guía de remedios naturales sobre belleza y salud.

Hoy vamos a volver a hablar de una zona tan delicada de la boca como son los labios, concretamente de las grietas que se producen en ocasiones, por causas tan variadas como el frío, la falta de hidratación… Además de antiestéticas, las grietas suelen aparecer que suelen aparecer de vez en cuando en la boca causan más de una molestia, sobre todo a la hora de comer o hablar. Por eso hoy os vamos a dar algunos consejos para prevenirlas y curarlas.

Desde hace ya muchos años, uno de los remedios más prácticos para luchar contra las grietas de forma rápida es poniendo sobre ellas una pequeña cantidad de cera de los oídos (sí, lees bien). Pero para aquellos que tengan reparos en seguir este remedio pueden utilizar mejor manteca de cerdo o incluso una pizca de mantequilla, que ejercen el mismo poder curativo sobre las grietas, también llamadas tradicionalmente “pupas” de los labios.

Otro truco eficaz llega de la mano de la caléndula, esa flor tan hermosa como beneficiosa para todos los problemas de la piel. Con sus flores se prepara una tisana que conviene dejar enfriar antes de utilizar. Una vez a temperatura ambiente se humedece una gasa con ella y se van haciendo pequeños toques en las grietas varias veces al día.

Pero como es mejor prevenir que curar, lo ideal es tener siempre a mano un tarrito de vaselina y darse de vez en cuando para que nuestros labios estén siempre sanos.

Anuncios

Luce uñas fuertes y sanas

En la antigua China, los miembros de la clase alta dejaban crecer sus uñas de forma exagerada para demostrar que no realizaban ningún tipo de trabajo manual. Sin llegar a estos extremos, tú también puedes lucir unas uñas de mandarín con estos trucos, como siempre, naturales.

Ya nuestros mayores tenían un remedio infalible para ello, que consistía en mezclar dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de salvia. Se calienta al baño María durante cinco minutos y deja reposar otros tantos. Sumerge las uñas en el aceite durante 20 minutos dos veces a la semana durante un mes y tendrás unas uñas a prueba de roturas. Una variación de este mismo remedio es utilizar únicamente aceite de ricino.

Un truco que utilizan las mujeres cubanas para reforzar sus uñas y que os aconsejamos que sigáis es poner dos cucharadas de zumo de piña o papaya con una cucharada de yema de huevo y media de vinagre. Mezclar bien y aplícalo sobre las uñas realizando un suave masaje. Deja que actúe durante media hora y, una vez pasado este tiempo, lávate las manos con agua fría. Conseguirás unas uñas preciosas.

En ocasiones, las uñas débiles son la señal de una dieta inadecuada. En ese caso, una infusión diaria de cola de caballo puede ser la solución. No lo dudes, empieza ya a aplicar estos remedios y luce unas uñas fuertes y con divertidos colores esta primavera.

¿Retienes demasiados líquidos? ¡Toma fresas!

Cuando a nuestro organismo le da por retener líquidos nos sentimos hinchados, como un globo a punto de explotar. En estos casos también hay remedios caseros que pueden hacernos sentir mejor. Por ejemplo, beber agua a palo seco en cantidades industriales no es demasiado agradable, pero si sustituimos el agua por zumo de fresas (natural), la cosa cambia.

Para hacerlo debemos licuar unas cuantas fresas, filtrar el zumo para eliminar los granitos y añade abundante agua. Conseguirás un zumo refrescante y ligero que, además de eliminar líquidos, te ayudará a desintoxicar el organismo. Bebe un litro de agua al día de esta preparación hasta que cese la sensación de hinchazón.

También para este problema podemos contar con otros productos naturales. Hay verduras, como las judías verdes, los berros, los espárragos y el calabacín que combaten la retención de líquidos y hacen perder peso. Toma alguna de ellas a diario, preferentemente para cenar, y te sentirás mejor. No tires el agua de la cocción de estas verduras, si tomas un tazón antes de las comidas, conseguirás que el efecto sea más intenso.

Por último, hay un remedio que suele ir de perlas a casi todo el mundo. Se trata de la infusión de hojas de grosellero negro. Dos tazas de esta diurética bebida al día antes de las comidas te ayudarán a eliminar todo ese líquido que atasca tu organismo y que te impide lucir una bonita figura. ¡Manos a la obra!

Sin miedo a la menopausia

Con los mismos miedos y reservas que las jóvenes reciben la menstruación, las mujeres adultas que rondan los 50 años se enfrentan a la menopausia, ese “terrible cambio de vida” que, al fin y al cabo, si se siguen algunos sencillos remedios, como los que hoy os ofrecemos, no tiene por qué serlo.

Ya desde la época de nuestras abuelas, en esta etapa de la existencia, se preparaban enormes platos de ensalada de pepino para suavizar los síntomas de este proceso. Ahora sabemos que esta verdura ayuda a mejorar el equilibrio hormonal que se altera durante la menopausia.

Además del pepino, para controlar los típicos sofocos, preparaban una infusión de zarzaparrilla en un vaso de agua muy caliente y se tomaban después el líquido, filtrado, a pequeños sorbos. Así lo hacen también, desde tiempos inmemorables, los nativos del Amazonas para combatir sofocos y sudores.

Otra forma rápida de aliviarlos, heredada de la tradición popular, es a base de baños templados con hojas de vid. Además, no hay que olvidarse de llevar siempre con nosotros un pulverizador con agua, en el que previamente habremos dejado reposar una pizca de artemisa y que servirá para rociarse la cara cuando los molestos sofocos atacan en los momentos más comprometedores.

¿Qué tienen en común la cerveza y la ciática? ¡Descúbrelo!

¿Qué tienen en común la cerveza y la ciática? En principio alguien puede pensar que me he ido de la cabeza, pero no. Os explico. En lo que todos estamos de acuerdo es que un ataque de ciática es una de las peores cosas que nos pueden ocurrir, con ese dolor tan insoportable que va de las nalgas hasta la rodilla. Lo que nadie podía imaginar, y aquí está la respuesta a mi pregunta, es que para tratar esa dolencia se pudiera utilizar la misma hierba de la cual se extrae la cerveza: el lúpulo.

Si sufres uno de esos temidos ataques conviene aplicarte una cataplasma lo más caliente posible de lúpulo, para lo que primero debes hervir la planta durante diez minutos, filtrarla y envolverla en un paño muy fino. Y tan pronto como se enfriase, volver a remojar con la misma agua aún caliente.

Igual de efectivas para calmar los ataques de ciática son las friegas diarias con aceite de clavo, que aquí utilizamos mucho como especia, pero que en su país de origen, Indonesia, es muy apreciado por su variedad de usos terapéuticos. Importante: No abuses porque puede resultar irritante y en vez de solucionar un problema ahora tendremos que resolver dos.

Dormir (bien) es un placer

Cuenta que antiguamente se creía que las personas que no dormían bien corrían el peligro de que sus almas abandonaran su cuerpo y no volvieran nunca más. Si cada mañana te levantas como un zombi, aplica estos trucos anti-insomnio.

Para luchar contra la falta de sueño, los expertos aconsejan empezar con manzanilla, siguen con la tila, después el espliego y, cuando han agotado todas las posibilidades, con la pasiflora, una auténtica bomba de relojería contra el insomnio. Prepara una infusión de pasiflora, añadiendo una cucharadita de esta hierba en una taza de agua caliente. Deja reposar cinco minutos y filtra. Toma una taza antes de irte a dormir y otra algo más tarde, si no logras conciliar el sueño.

Otro truco infalible es añadir a un vaso de leche vegetal una pizca de canela y una cucharada de miel. Dormirás mucho mejor. ¡Felices sueños!

Te ayudamos a recuperar peso (sí, oyes bien)

Aunque la mayoría de las personas sufren lo suyo para meter en cintura los kilos sobrantes, también las hay que tienen el problema contrario, es decir, no engordan ni aunque las maten. Una correcta alimentación solucionará el problema.

Un buen alimento para coger peso es la cebada. Este sano cereal actúa sin alterar el equilibrio nutricional. Una buena forma de tomarlo es en gachas. La célebra “agua de cebada”, también muy recomendable, se prepara realizando un decocción y añadiendo un poco de zumo de limón. También puedes añadir copos de cebada directamente a los zumos, el caldo, las ensaladas o los yogures a diario, mejor si es durante el desayuno o la cena.

Otro alimento ideal para este problema son los tradicionales orejones (albaricoques secos). Toma a diario no sólo albaricoques, sino también manzanas, peras, plátanos, etc…, mezclados con el yogur o la leche.

Para los niños delgaditos lo ideal es hacer un caldo de verduras dulces con zanahorias y remolachas.