Un, dos, tres… ¡Firmes!

No, no estamos en el ejército. Nada más lejos de nuestro pensamiento. El título de este nuevo post viene a cuento recordando cuando mi abuela nos hacía desfilar por el pasillo de su casa con la Biblia familiar encima de la cabeza -¡qué tiempos aquellos!-.

Decía que de esta manera conseguiríamos ser alguien en la vida (cosas de abuelas). Y es que una postura erguida, además de hacernos ganar unos centímetros, nos ayudan a conseguir una buena imagen.

Después de este singular desfile, nos colocaba con la espalda bien apoyada en la pared y nos pedía que imagináramos que un hilo invisible tiraba de nuestra cabeza. Inconscientemente conseguíamos una postura más erguida, nos estirábamos y “crecíamos” un poco.

Además de todo eso, os recomendamos tomar tisana, que tiene como virtud mantener los huesos fuertes y, como consecuencia, una espalda sana. Se trata de las infusiones de diente de león y cola de caballo. Cualquiera de ellas te ayudará a fijar el calcio de los huesos y complementará de forma positiva tu alimentación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: