¡Como un reloj!

Nada más frustrante que salir del cuarto de baño de la misma manera que habíamos entrado: sin éxito alguno. Para ir “como un reloj” empieza el día con uno de estos desayunos anti-estreñimiento.

Por ejemplo, nada más levantarte, bebe en ayunas un zumo de ciruela natural. Si no es tiempo de esta fruta, puedes comprarlo envasado en tiendas de dietética. Otra posibilidad es tomar dos kiwis, también en ayunas, o el zumo de una naranja y un limón.

A continuación puedes desayunar como lo hagas de forma habitual, procurando incluir en tu menú alimentos ricos en fibra, como el salvado o los cereales integrales.

Cuando se trata de un estreñimiento ocasional y se necesita un remedio rápido y eficaz recurre a las hojas de sen. Esta planta es un potente laxante que debe usarse tan solo de forma esporádica. Prepara la infusión añadiendo tres hojas o frutos de sen en una taza de agua hirviendo. Se cuela, se le añade un chorro de limón y se bebe.

No lo deben tomar los menores de dos años ni las embarazadas. Y por último, si prefieres un remedio más dulce, hazte un masaje en el vientre durante unos 20 minutos con aceite de geranio, que te ayudará a tener tu momento “all bran” cada mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: