Como una sílfide

Cuando llega el momento de subirnos a la báscula y comprobamos que, después de tanto sacrificio, no hemos adelgazado ni 100 gramos nos entran ganas de olvidarnos por siempre de las dietas. Si este es tu caso, estos sencillos trucos te pueden servir.

Cuando hagas alcachofas, no tires las hojas duras que solemos deshechar. La infusión realizada con ellas son un potente diurético que te ayudará a perder centímetros de las zonas más comprometidas (como cadera, barriga o piernas).

Lo mismo podemos decir del tronco de la alcachofa. Cortado a trozos y hervido es tan delicioso que el corazón de esta flor y, además, tiene virtudes adelgazantes. Muy importante: evita la alcalchofa si estás dando el pecho, ya que puede dar mal sabor a la leche.

Otro consejo que os damos que es que nada más sentarte a la mesa, antes de empezar a comer, llenes tu estómago con un zumo de frutas casero (de naranja, pomelo, manzana). Te dará sensación de saciedad y te ayudará a controlar el hambre y comer menos.

Si quieres también eliminar la celulitis toma abedul. Tres tazas al día de una infusión con esta planta consiguen eliminar las toxinas que “alimentan” la temida piel de naranja. Hazme caso y este verano presume de figura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: