¡Qué vertigo!

Nada mejor que tumbarse a oscuras con la cabeza muy quieta cuando alguien tiene un ataque de vértigo, de esos que hacen además que el mundo no pare de darte vueltas a tu alrededor.

Pero además para estos casos os recomendamos algunas hierbas que, tomadas con regularidad, pueden ayudar a solucionar el problema. Las personas que a menudo sufren repentinos ataques de vértigo deben acostumbrarse a tomar cada día en ayunas una infusión bien caliente de artemisa.

Su nombre está inspirado en la diosa griega protectora de las mujeres. Si esta tisana se toma durante una temporada, el vértigo cesará. No es conveniente que las embarazadas ingieran esta planta.

El marrubio también es una de las hierbas más indicadas para tratar esa dolencia que provoca en las personas casi la pérdida de la noción del espacio. Tomas tres infusiones al día y el problema se solucionará. No debe consumirse en caso de padecer de acidez.

Y lo mejor para acompañar estas tisanas es la miel, en vez de simples terrones de azúcar. Pero como miel hay que muchas clases, la más adecuada para esta dolencia es la de romero. Una buena cucharada en cada infusión será suficiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: