¡Que no se te vaya la pinza!

Cuando nos tocaba lo que entonces y aún se llama “hacer codos”, es decir, estudiar, poníamos en práctica ciertos remedios para no despistarnos y perder el tiempo.

Uno de ellos está hecho a base de melisa. De ella decían los antiguos herboristas que “rejuvenece, fortalece el cerebro y combate la caída del pelo”. Pero una de sus aplicaciones más espectaculares es la de aumentar la concentración mental.

El té de melisa es una bebida insustituible en estudiantes y todos aquellos que deban realizar un gran esfuerzo intelectual. Dos o tres tazas al día, además de mejorar la memoria y calmar los nervios, combaten las pocas ganas de estudiar. Si además las endulzas con miel, obtendrás energía extra.

Y hablando de plantas “intelectuales” no nos podemos olvidar del romero. Hay investigaciones que dicen que esta planta estimula la circulación de la sangre a la cabeza. Quemar unas cuantas hojas de romero hacía que los estudiantes distraídos consiguieran una mayor concentración.

Y en el caso de que este problema afecte a una persona mayor, lo mejor es tomar ginkgo biloba. ¡Qué no se te vaya la pinza!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: