Presume de bronceado natural ¡y sin riesgos!

Hace años las mujeres no necesitaban pasarse horas y horas bajo el sol para ponerse morenas. Como estaban todo el día al aire libre, conseguían un saludable bronceado sin apenas darse cuenta. Eso no quita para que, en su amplio recetario, no abunden los “potingues” autobronceadores.

Para el primero de ellos os recomendamos que no deshaceros de los posos del café que se quedan en el recipiente, ya que pueden ser reutilizados como autobronceadores. Cuando estés en la ducha, frota tu piel húmeda con estos posos durante un par de minutos y conseguirás un beneficio doble.

Por un lado, realizarás una completa exfoliación, eliminando impurezas y células muertas y, por otro, conseguirás un tono ligeramente dorado.

Otro gran alíado para las que nos gusta lucir un color tostado en la época estival es el té negro, un excelente autobronceador natural. Prepara una infusión fuerte, echando cinco sobrecitos en un litro de agua hirviendo. Añade este preparado al agua de tu baño y sumérgete durante un cuarto de hora. Conseguirás un bonito bronceado de forma gradual.

Por último, no hay que olvidar la importancia de la alimentación a la hora de fijar y prolongar el bronceado. Apúntate a los alimentos ricos en vitamina A, como las zanahorias, albaricoques o tomate, y vitamina E, como levadura de cerveza y huevos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: