Insolaciones y remedios prácticos

Los excesos nunca son buenos y menos los de sol. Antaño, las mujeres se protegían del astro rey con grandes sombreros y sabían perfectamente lo que tenían que hacer cuando alguien se presentaba con una insolación y lo que conlleva: dolor de cabeza, mareo, tiritona, pulso alterado…

Aquí os dejamos algunos consejos para aliviar los molestos síntomas. Primero hay que  colocar al afectado en un lugar fresco, y tratarlo con una infusión de menta que dejamos enfriar, obviamente, antes de utilizar. Prepara una gran cantidad de esta tisana con hojas de menta (fresca si es posible) y cuando esté bien fría empapa varios paños de fibra natural.

Colócalos sobre la frente, la nuca y el pecho del afectado. Tan pronto como el paño se caliente, vuelve a mojarlos en el agua de menta y pónselos de nuevo al enfermo.

Otro truco sencillo y casero consiste para el insolado consiste en friccionar durante un par de minutos sus pies con alcohol de romero, que ahora puede encontrarse en cualquier tienda especializada, pero que también se hace en casa.

Por último, para las personas muy aficionadas a tomar el sol, os dejamos un buen consejo: cubriros la cabeza siempre con un sombrero o pañuelo bajo el cual conviene ponerse una hoja de col mojada. Y ahora ¡disfruta del verano y del bronceado!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: