¡Me he hecho pipí!

Si vuestro hijo se hace pipí en la cama no os preocupéis. Os vamos a dar unos prácticos consejos con los que, con un poco de paciencia, eso sí, veréis cómo el problema termina.

El primero, además de útil, es de lo más sabroso. Preparad unas galletas riquísimas con ingredientes adecuados para evitar la incontinencia. Para ello necesitáis semillas de ortiga muerta, harina de centeno recién molida y miel.

Por cada 100 gramos de harina utiliza 15 semillas y dos cucharadas de miel. Comiendo una galleta al día el problema se solucionará, salvo que el médico no haya detectado otras causas mayores (nunca os olvidéis de consultar a vuestro facultativo).

También es muy bueno que incluyáis en la dieta de tus hijos mucha patata hervida, asada o en zumo. Dicen que los niños cuyas madres incluyen este tubérculo en su dieta nunca mojan la cama.

Por último, os recomendamos que antes de que se vayan a dormir, les deis una buena friega de aceite de oliva templado en la parte de los riñones y el bajo vientre, así como estimularles para que hagan un par de minutos de ejercicio para liberar la presión de la vejiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: