Tengo ¡lombrices!

Aunque cada vez se oye menos esta expresión, las lombrices siguen estando ahí, en los intestinos. Hace dos décadas atrás tener estos parásitos era muy frecuente, pero como más vale prevenir que curar, os queremos dar algunos consejos por si las moscas.

Uno de los más eficaces consiste en masticar cada día en ayunas unas hojas de albahaca. ¡Cómo no va a tener poder esta planta si en África la utilizan para combatir el dolor producido por la picadura de un escorpión!

Además, otro remedio mucho más directo que el anterior se encuentra en la granada, cuyas virtudes tenífugas, es decir, de expulsar lombrices, ya se conocían 2.500 años antes de nuestro era.

Esto demuestra lo efectivo que es este remedio tan sencillo de poner en práctica. Prepara una deliciosa bebida mezclando medio litro de semillas de zumo de esta fruta, al que habrás añadido un poco de los tabiques internos de la granda, con dos chorros de miel.

Toma dos cucharadas de este zumo en ayunas y otras tantas antes de irte a dormir durante cinco días. Después de este tiempo bebe a diario una infusión de verbena y serpol a partes iguales durante tres días más y di adiós a las lombrices.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: