¡Esos ganglios!

Normalmente, la aparición de ganglios es señal de que nuestro organismo no está tan sano como debiera estar, ya sea porque padecemos algún tipo de infección o porque nuestra sangre está sucia.

En cualquier caso, si los ganglios duelen o van acompañados de fiebre, lo mejor, como os repetimos muchas veces, es consultar siempre con el médico.

No obstante, la tradición popular cuenta con varios remedios para hacer desaparecer aquellos ganglios que correspondan a procesos vanales. El primero de ellos consiste en tratarlos con completas cataplasmas de arcilla, que tiene a propiedad de aminorar las infecciones.

Hierve un poco de ruda para mezclarla después con la arcilla y lograr una especie de pasta que luego colocarás sobre los ganglios. Las cataplasmas deben cambiarse cada tres horas.

Aparte de los trucos que podían realizarse exteriormente, nuestras abuelas recomendaban tomar líquidos que ayudaran a frenar la infección y limpiar el organismo.

Para estos casos, los mejores líquidos que pueden ingerirse son los hechos a base de frutas, especialmente la naranja y la piña. No sirve comprarlos ya envasados.

La ingesta de dos jugos al día, uno en ayunas y otro antes de comer, es la cantidad ideal para controlar los ganglios. Probadlo y me contáis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: