Evita la costra láctica de tu bebé

Años atrás, cuando a un bebé le salían esas costras amarillentas en el cuero cabelludo, se decía que no iba a tener pelo, que se le caería… Nada más lejos de la verdad. Esas manchas sólo indican un exceso de actividad de las glándulas sebáceas y acaban por desaparecer.

Desde hace ya mucho tiempo para combatir esa dermatitis seborreica de los bebés se utilizabaa el apreciadísimo y valioso aceite de oliva. Con éste o con el de almendras dulces, daban suaves masajes sobre las costras después del baño diario del bebé.

También es recomendable aprovechar el efecto beneficioso que la caléndula ejerce en la piel. Con los pétalos de esta flor haz una crema que diariamente aplicarás en el cuero cabelludo del recién nacido.

Además de tres puñados de pétalos, necesitarás 150 gramos de cera de abeja emulsificante, 60 de glicerina (la cantidad puede variar dependiendo de la sequedad de la piel) y un vaso de agua. Se pone al baño María a fuego lento durante tres horas, lo pasan por un tamiz y lo envasas en tarros de cristal.

Por último, os recomendamos coger un cepillo suave con cerdas que no sean de origen animal y pasarlo diariamente por el cuero cabelludo del bebé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: