El ajo, una fuente de salud

, El ajo es un alimento que se utiliza para dar mayor sabor a los platos. Muy utilizado en la dieta mediterránea, este producto contiene además numerosas propiedades que ayudan a tener una buena salud. De todos es sabido que ya los egipcios predicaban sobre sus virtudes y que los atletas de entonces lo masticaban antes de salir a competir.

Pero entra las numerosas virtudes que cuenta el ajo destaca la de antídoto contra el ardor de estómago. Cierto es que se trata de un alimento muy sano, pero al ser muy indigesto, no todas las personas lo toleran. Por este motivo, es recomendable que para aliviar las incómodas molestias estomacales, se debe tomar un vaso de leche fría tras haber consumido ajo. El resultado es inmediato.

El ajo, además, ayuda a tener un corazón más sano y, al igual que sucede con algunos cítricos, caso de la naranja o el limón, previene los constipados y la tos en cualquier época del año. Además es diurético (muy bueno para las personas que retienen líquidos) y expectorante, ayudando a expulsar mucosidad y dejando las vías respiratorias más limpias. De hecho, el ajo es un ingrediente natural que se utiliza para combatir el asma, la bronquitis o la tuberculosis. Eso sin olvidar que se trata de un excepcional antioxidante natural, recomendado por los facultativos para aquellas personas que padecen reúma.

Estudios realizados recientemente, señalan, además, que el ajo, al ser antioxidante, es también bueno para prevenir el cáncer, por la cantidad de allicina y quercitina que contiene. Por si fuera poco, incrementa las defensas del organismo, es antiinflamatorio, anticoagulante, vasodilatador y actúa como antibiótico natural.

El temor de muchas personas a comer ajo es el aliento que suele dejar después, difícil de quitar incluso tras enjaguarse la boca. Pero para esto también existe un fácil remedio. Después de consumirlo, existen varios remedios naturales que evitan ese molesto olor. Algunos de ellos son masticar una manzana, un poco de perejil fresco o bien unos granos de café.

Sin embargo, hay quien prefiere incluso comerlo crudo. Para que esté en perfecto estado, hay que partirlo por la mitad y extraer el filamento amarillo-verdoso de su interior. De este modo, el aliento no delatará al consumidor. El ajo, además de ser un producto barato y fácil de encontrar, da gusto a las comidas y protege el cuerpo contra un buen número de afecciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: