Sauna, salud a raudales

La sauna no es un invento moderno. Hace cerca de dos mil años, las tribus finesas idearon un original sistema para eliminar toxinas del organismo. El funcionamiento era bastante rudimentario, pero efectivo.

Consistía básicamente en calentar piedras al fuego durante bastante tiempo (en ocasiones hasta días enteros). Cuando estaban “en su punto”, se derramaba sobre ellas agua aromatizada con hierbas medicinales para producir un abundante vapor.

Cuando éste llenaba por completo el recinto, la sauna estaba preparada. Al entrar en contacto con las altas temperaturas, el organismo produce una sudoración muy intensa, eliminando así toxinas e impurezas.

La sauna, además, facilita la respiración de los enfermos pulmonares, hace descender la tensión alta, alivia los dolores reumáticos, puede mejorar el insomnio y combate el estrés.

Además, hoy en días la sauna se puede realizar en un montón de lugares y está al alcance de cualquier bolsillo, aún en época de crisis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: