Pies sin durezas

Las durezas es los pies son sin duda un auténtico martirio para los caminantes. Aunque un zapato nos pueda parecer cómodo, siempre hay alguna callosidad que nos amarga el paseo.

Para evitar su aparición os recomendamos diferentes baños especialmente destinados a la zona del pie, como éste que os vamos a contar hecho a base de avena y bicarbonato.

Tenéis que añadir dos tazas de copos de  avena a un cazo cuatro litros de agua fría y calentarlo. Después se deja enfriar y, cuando esté templadito, le echáis una taza de bicarbonato. Se mezcla todo bien hasta que quede homogéneo.

Este baño, aplicado a diario, deja los pies suaves e hidratados, resultando un excelente preventivo contra las molestas durezas. Los ingredientes seleccionados las reblandecen y evitan que el problema vaya a más. ¡Prúebalo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: