Archive for 31 octubre 2012

¿Peor que un dolor de muelas?

Esa curiosa frase que dice: “Eres peor que un dolor de muelas” tiene mucho de verdad. Y es que si una muela te molesta, es como si te doliera todo el cuerpo. Las causas pueden ser de lo más variado, pero la más común es una carie que ha llegado a afectar al nervio del diente,  y de ahí la intensidad de la molestia.

Hoy os vamos a dar una serie de remedios para aliviar esta dolencia. Sencillos, caseros y naturales. El primero de ellos es colocar una pequeña cantidad de esencia de clavo directamente sobre la muela afectada.

También puedes preparar un enjuague bucal con 5 clavos, unas hebras de azafrán, una taza de agua y una pizca de sal. Luego en un cazo se coloca todos los elementos, se mezcla y se lleva a ebullición durante 10 minutos.  Se retira del fuego y se deja refrescar.   Se filtra y se utiliza como enjuague 4 ó 5 veces al día.

Si masticas unas hojas de perejil fresco en el área dolorida y notarás un gran alivio. Y cómo no, uno de los más utilizados y eficaces: mantener por unos segundos en la boca un buchito de licor, ya que el alcohol es absorbido por la encía y adormece la zona.

Y como curiosidad, para los amantes de esas viejas creencias que aún se utilizan en muchos pueblecitos y que cuentan los mayores del lugar, probad a meter una castaña verde en el bolsillo contrario a la muela dolorida.

Anuncios

Remedios para frenar los catarros y los resfriados

Ahora que las bajas temperaturas se han metido de lleno y que también ha comenzado a llover con fuerza, es la época “ideal” para cogerte un incómodo catarro o resfriado, una de las enfermedades más comunes en esta época del año.

Por este motivo os queremos dar una serie de remedios caseros y naturales que ayuden a combatirlos o a mejorarlos, en el que caso de que los virus ya estén haciendo estragos en tu organismo.

Lo primero de todo, como es obvio, es abrigarte bien, protegiendo especialmente la zona de la garganta y el pecho y, por supuesto, descansar y dormir mucho para mejorar los dolores musculares que suelen acompañar a estas dolencias.

Además, tienes que reforzar tus defensas, algo que será fácil de lograr si tomas a diario un delicioso zumo de naranja natural, y no sólo para desayunar, sino como postre o a media tarde. Los puedes alternar con otros alimentos ricos en vitamina C, como la zanahoria o la manzana, exquisitos en forma de batido.

Pero si el catarro ya está ahí y tienes una molesta tos, te recomendamos que te apuntes al té de sáuco. Si es muy fuerte notarás mejoría con una infusión de hojas de tilo.

Si lo que tienes son grandes cantidades de mucosidad y flemas prepara una tisana de hojas de capuchina o de raíz de jenjibre, ambas con propiedades expectorantes. Te dejarán las fosas nasales despejadas.

Para los dolores musculares nada mejor que un baño con agua bien calentita y unas gotas de aceites esenciales o nuez moscada. Disfruta de este momento en la bañera durante 15 ó 20 minutos y verás qué diferencia.

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de los clásicos vahos, que puedes hacer con hierbas como el eucalipto, la menta, el tomillo, la melisa… una amplia variedad para dejarte como nueva.

Así que no lo dudes más,  plántale cara a los catarros y disfruta de todos los encantos que nos ofrece esta época otoñal.

Deja respirar tu piel

Si se quiere tener una piel hermosa, no se puede prescindir del requisito indispensable de su cuidadosa limpieza. Por eso hoy os vamos a dar las bases fisiológicas de la higiene cutánea.

La piel respira, absorbiendo oxígeno y liberando anhídrido carbónico. La respiración cutánea es importante para el organismo y aumenta cuando disminuye la aportación sanguínea del citado oxígeno.

Además, no hay que olvidar que segrega de forma continua sustancias autoprotectoras, entre las que se encuentra el sebo, que se extiende en una película de reacción ácida sobre todo el cuerpo.

Esta capa grasa, llamada manto lípico cutáneo, posee unas funciones importantes, pues lubrifica la piel e impregna la capa córnea, haciéndola más elástica, y porque constituye una barrera contra las infiltraciones y los ataques bacterianos y de otros microorganismos que proceden del exterior.

El revestimiento de grasa posee también la función de la deshidratación de la piel, reduciendo al mínimo la infuencia de los cambios de temperatura y, finalmente, protegiéndola contra los agentes atmosféricos.

También os recordamos que la piel segrega continuamente, para mantener el equilibrio de la regulación térmica del organismo, cantidades más o menos elevadas de sudor; dicho en otras palabras, funciona como un auténtico riñón que elimina las sustancias nocivas del organismo.

Finalmente, la epidermis se autorreproduce muy fácilmente, perdiendo vitalidad por su parte exterior, o sea en la capa superior córnea de la superficie, verdadero cementerio de células resecas y endurecidas.

Todo este complejo trabajo fisiológico se despliega por medio de glándulas cutáneas, los folículos pilosos o la propia superficie de la piel y por lo tanto se comprende fácilmente que todos estos cambios cutáneos, que ponen en contacto las capas profundas de la piel con el ambiente exterior, en un continuo intercambio de cesiones y absorciones, deben ser libres, sin obstáculos ni oclusiones, ni tampoco dificultados en su buen funcionamiento por sustancias extrañas. Tomad buena nota de ello.

¡Que el cuello no delate tu edad!

El cuello es una de las zonas con más tendencia a arrugarse, especialmente a una determinada edad, y también si se sufren cambios de peso muy bruscos. Por eso hoy os vamos a dar unos consejos que os ayudarán a mantenerlo terso y firme durante más tiempo.

Hay que empezar por una gimnasia especial que mantenga siempre bien elásticos los músculos de esta zona. Después, hidroterapia a base de agua fría rociada en ducha o en fricciones, sin olvidar, por supuesto, masajes con estos pequeños rodillos de madera que encontramos en cualquier tienda de belleza. Y más en el caso del llamado cuello de bisonte (debido a una celulitis localizada en la nuca), que tendrás que tratar con cremas alcanforadas.

Como es lógico, si todos los tratamientos contras las arrugas y la papada resultan inútiles, siempre queda la opción de la cirugía, que nos garantiza un estiramiento total, pero que no está al alcance de todos los bolsillos.

Para realzar el cuello os aconsejamos llevar siempre cabellos cortos o recogidos, que dejen descubiertas la nuca y las orejas. A la hora de utilizar complementos, apostar por collares múltiples y largos y vestidos no cerrados por esa zona.

Si por el contrario estamos ante un cuello largo y delgado, es aconsejable llevar los cabellos largos y collares múltiples de piezas gruesas, así como usar camisas o jerseys que tapen la zona y sean amplias.

Por lo que respecta a la nuca, mantenerla siempre bien limpia y despejada y no considerarla parte de la región capilar, sino del cuello, con tratamientos de belleza adecuados para ella.

Disfruta a tope de una buena sauna

Está muy de moda en la actualidad la sauna, pero muchas personas aún desconocen la antigüedad de este baño. Los países nordicos practican este rito desde hace muchos años, y por regla general con una periodicidad semanal, con lo que se ha transformado en un elemento integrante de su vida cotidiana.

Se ha de realizar en una cabaña (las hay de tamaño adaptado a gimnasios y casas particulares) cuyo ambiente ha de estar muy caldeado, a fin de favorecer la transpiración.

Lo fundamental es provocar la citada transpiración, lo que se logra por medio de una atmósfera húmeda lograda al echar agua sobre unas piedras calientes. Al mismo tiempo, y a fin de aumentar la excitación de la piel y la circulación de la sangre, es recomendable hacerse pequeños masajes, logrando, también, una sedación del sistema nervioso.

Es muy importante no tener prisa, abstenerse de todo movimiento inútil, así como tomar el baño estando completamente desnudo.

El ritmo y progresión es el siguiente: Transpiración por calor húmedo a una temperatura que oscila entre los 60 y 90 grados. Echar agua sobre las piedras calientes. Masaje. Lavado del cuerpo. Renovación del vapor al echar nuevamente agua sobre las piedras. Ducha, baño fríos (cuanto menor sea la temperatura mejor). Descanso en relajación completa durante 10-15 minutos.

Es muy importante después reponer fuerzas con una comida ligera para evitar bajadas de tensión o mareos.

 

Consejos útiles para después de una noche de fiesta

Para mantenerse en forma después de una gran fatiga o bien después de haber bailado durante toda una noche, cuando la coloración de  la tez se oscurece y se forman las profundas ojeras, se puede recurrir a un tratamiento especial antes de acostarse.

En primer lugar has de tomar un ligero purgante para desintoxicar el organismo y eliminar las señales del cansancio. Tienes, además, que lavar la cara escrupulosamente para luego intentar lograr cuanto antes un sueño reparados.

Es muy importante la alimentación de los dos días posteriores. Debes procurar que tenga muchos productos lácteos o bien optar por comer manzanas durante una jornada entera. Si te cuesta mucho, puedes optar por una dieta ligera, sin carne de cerdo y embutidos, bebiendo sólo leche o zumos de frutas.

Son recomendables las ensaladas y las verduras, así como la fruta, excepto el plátano. También es bueno el zumo de limón, los huevos, las setas, el yogur y el requesón. Lo que no es nada bueno es sobrecargar el estómago; es mejor quedarse con algo de hambre.

Por supuesto, en estos días queda totalmente prohibido tomar café, té, alcohol y fumar. Puedes completar este tratamiento con ejercicios respiratorios, paseos y, por supuesto, recuperando las horas de sueño.

Básicos para mantener un cutis limpio

Está muy difundida la idea de que la piel es como la pintura de un automóvil, que hay que tener siempre limpia y brillante. Por fortuna es algo más y a continuación os lo demostramos.

La piel respira, absorbiendo oxígeno y liberando hídrido carbónico. La respiración cutánea es importante para el organismo y aumenta cuanto disminuye la aportación sanguínea de oxígeno.

Además, la piel segrega de forma constante sustancias autoprotectoras, entre las que se encuentra el sebo, que se extiende en una película continua de reacción ácida sobre todo el cuerpo. Esta capa grasa (llamada manto lípico epicutáneo) posee unas funciones importantísimas, pues lubrifica la piel e impregna la capa córnea haciéndola más elástica, y porque constituye una barrera contra las infiltraciones  y los ataques bacterianos y de otros microorganismos que prodecen del exterior.

El revestimiento de grasa posee también la función de la deshidratación de la piel, reduciendo al mínimo la influencia de los cambios de temperatura y, finalmente, protegiéndola contra los agentes atmosféricos.

También es interesante saber que la piel segrega de forma continua para mantener el equilibrio de la regulación térmica del organismo, cantidades más o menos elevadas de sudor; dicho en otras palabras, funciona como un auténtico riñón, que elimina las sustancias nocivas para el organismo.

Por último recordar que la epidermis se autorreproduce continuamente, perdiendo vitalidad por su parte exterior, o sea, en la capa superior córnea de la superficie, el verdadero cementerio de las células resecas y endurecidas.

Por todos estos motivos os recomendamos no descuidar a diario el cuidado y limpieza de la piel. Son unos pocos minutos de nuestro tiempo y un gran beneficio para la salud cutánea.