¿Peor que un dolor de muelas?

Esa curiosa frase que dice: “Eres peor que un dolor de muelas” tiene mucho de verdad. Y es que si una muela te molesta, es como si te doliera todo el cuerpo. Las causas pueden ser de lo más variado, pero la más común es una carie que ha llegado a afectar al nervio del diente,  y de ahí la intensidad de la molestia.

Hoy os vamos a dar una serie de remedios para aliviar esta dolencia. Sencillos, caseros y naturales. El primero de ellos es colocar una pequeña cantidad de esencia de clavo directamente sobre la muela afectada.

También puedes preparar un enjuague bucal con 5 clavos, unas hebras de azafrán, una taza de agua y una pizca de sal. Luego en un cazo se coloca todos los elementos, se mezcla y se lleva a ebullición durante 10 minutos.  Se retira del fuego y se deja refrescar.   Se filtra y se utiliza como enjuague 4 ó 5 veces al día.

Si masticas unas hojas de perejil fresco en el área dolorida y notarás un gran alivio. Y cómo no, uno de los más utilizados y eficaces: mantener por unos segundos en la boca un buchito de licor, ya que el alcohol es absorbido por la encía y adormece la zona.

Y como curiosidad, para los amantes de esas viejas creencias que aún se utilizan en muchos pueblecitos y que cuentan los mayores del lugar, probad a meter una castaña verde en el bolsillo contrario a la muela dolorida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: