Estoy quemado

Hoy os vamos a hablar de las quemaduras solares. Sí, ya sabemos que no es época estival, pero sí de montaña y nieve, donde también se pueden producir esas lesiones cutáneas, que se manifiestan además con sensación general de malestar, cansancio, jaqueca, inapetencia e insomnio. Apenas se presenten estos síntomas conviene acudir al médico por si acaso se agrava la situación.

Pero si se trata de una vulgar quemadura causada por el sol, hay que aplicar sobre la parte dañada una crema descongestionante y protegerla en sucesivas exposiciones. Un magnífico emoliente es una crema de pepino, que refresca y alivia el dolor.

También valen el agua de hamamelis o simplemente el agua bórica, aplicada con compresas de algodón. En los casos más graves se aconseja la clara batida, que puede retirarse luego el agua bórica citada anteriormente.

En cualquier caso, como siempre, os recomendamos que es mejor prevenir que curar. Así que si tenéis pensado ir a la nieve o hacer una escapada a un lugar de playa, no olvidéis un buen protector solar, que os evitará quebraderos de cabeza.

sunburn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: