El laurel y sus propiedades curativas

El laurel, árbol de hojas siempre verdes que crece en forma silvestre o cultivada en jardines y bosquecillos, además de sus virtudes terapéuticas, simboliza la gloria. Los antiguos romanos ceñían con coronas de laurel la frente de héroes y emperadores.

Tanto para uso interno como externo, tiene propiedades estimulantes, tónicas y excitantes de las mucosas. En el primero de los casos las tisanas de hojas de laurel facilitan la digestión y ayudan a expulsar los gases intestinales.

Para uso externo, el polvo de hojas secas de laurel, desmenuzadas y aplicadas sobre las úlceras, provoca su curación. Las bayas son aún más eficaces que las hojas. De ellas se obtiene una manteca medicinal, de uso interno, (calmante en los cólicos gástricos e intestinales) y externo resolutiva (calmante en reumatismos y obstrucciones glandulares).

Un cocimiento muy espeso de frutos aplastados de laurel proporciona un excelente pediluvio, que alivia el cansancio y evita los molestos sudores estivales de las extremidades inferiores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: