Archive for 13 marzo 2013

Endurecedor de uñas casero

Las uñas son una de las zonas de nuestro cuerpo más sensibles y visibles, pero también las que se encuentran expuestas  a muchas acciones cotidianas, como puede ser simplemente escribir o cocinar. Por este motivo si las tenemos débiles y quebradizas pueden ser objeto de dolores e incómodas molestias.

Los factores climatológicos (lluvia, viento, frío, sol) , químicos (jabones y detergentes) y la mala alimentación son algunas de las causas que hacen que nuestras uñas no luzcan sanas y fuertes.

Hoy os vamos a proponer un endurecedor de uñas casero fácil y, sobre todo económico. Sólo tenéis que cortar un diente de ajo y cortarlo en trocitos muy pequeños (cuanto más mejor). Se introducen en el esmalte habitual y las mismas propiedades del ajo harán que al aplicaros el color vuestras uñas vayan cogiendo fuerza.

No os preocupéis por el olor, ya que el esmalte lo absorbe. Es importante que lo dejéis reposar 24 horas una vez realizada la aplicación.

Anuncios

El lirio, mucho más que una bella flor

El lirio, una de las flores utilizadas para hacer esos maravillosos bouquets (acabo de pasar por la tienda de Mayo Flor y tienen algunos espectaculares con todo tipo de flores) que tanto adornan en nuestras casas, posee además propiedades curativas que para muchos son desconocidas.

Así que, además de ser un lujo para la vista, también puede ser muy útil para el organismo, ya que tiene propiedades expectorantes, purgantes y diuréticas. Y ahora os preguntaréis cómo hay que utilizarlo.

Pues es muy sencillo. Para hacer una infusión se añaden dos gramos de rizoma triturado a 250 mililitros de agua hervida, dejándolo reposar durante diez minutos; el líquido obtenido sirve para ablandar la mucosa y facilitar la expectoración en procesos de bronquitis.

En el caso de decocción. Se añaden veinte gramos de raíces trituradas a un litro de agua, dejándolo a temperatura de ebullición durante dos minutos; después se deja reposar alejado del fuego, otros diez minutos. De esta forma se obtiene un líquido que resulta óptimo para efectuar enjuagues bucales y mejorar casos de estomatitis.

Y por último si lo que queréis es tintura madre os diremos que se encuentra comercializada en establecimientos especializados, pudiéndose emplear a razón de diez gotas en medio vaso de agua; esta operación se puede repetir hasta dos veces al día y actúa como buen expectorante y diurético. Sin embargo, no conviene sobrepasar esta dosis para prevenir su efecto emético o purgante.

MAYO20130307_201030