Archive for the ‘Cuidado interior’ Category

¡Que te como! (remedios sencillos para los problemas de nutrición)

nutrición11

Hay personas que tienen dificultades para absorber los nutrientes que le llegan a través de los alimentos, padeciendo problemas como la anemia o la falta de calcio. Las plantas, los remedios naturales que cada día os ofrecemos desde aquí, pueden echarle una mano. Sigue leyendo

Te quedarás helado (beneficios del baño con agua fría)

aguafriadescarga

No. No nos hemos vuelto locos. Las temperaturas en estos días son gélidas, propias de la época invernal en la que estamos. Sin embargo, nosotros queremos contaros hoy todos (y son más de los que seguramente pensáis) de bañarse con agua fría. Sigue leyendo

Apaga el fuego (estomacal)

indigestione

Después de una gran comilona o algún exceso gastronómico, el cuerpo suele pasar factura en forma de acidez estomacal o ardor de estómago, mal que también es frecuente si no se come durante mucho tiempo o con la obesidad o el embarazo. Sigue leyendo

¿Retienes demasiados líquidos? ¡Toma fresas!

Cuando a nuestro organismo le da por retener líquidos nos sentimos hinchados, como un globo a punto de explotar. En estos casos también hay remedios caseros que pueden hacernos sentir mejor. Por ejemplo, beber agua a palo seco en cantidades industriales no es demasiado agradable, pero si sustituimos el agua por zumo de fresas (natural), la cosa cambia.

Para hacerlo debemos licuar unas cuantas fresas, filtrar el zumo para eliminar los granitos y añade abundante agua. Conseguirás un zumo refrescante y ligero que, además de eliminar líquidos, te ayudará a desintoxicar el organismo. Bebe un litro de agua al día de esta preparación hasta que cese la sensación de hinchazón.

También para este problema podemos contar con otros productos naturales. Hay verduras, como las judías verdes, los berros, los espárragos y el calabacín que combaten la retención de líquidos y hacen perder peso. Toma alguna de ellas a diario, preferentemente para cenar, y te sentirás mejor. No tires el agua de la cocción de estas verduras, si tomas un tazón antes de las comidas, conseguirás que el efecto sea más intenso.

Por último, hay un remedio que suele ir de perlas a casi todo el mundo. Se trata de la infusión de hojas de grosellero negro. Dos tazas de esta diurética bebida al día antes de las comidas te ayudarán a eliminar todo ese líquido que atasca tu organismo y que te impide lucir una bonita figura. ¡Manos a la obra!

Sin miedo a la menopausia

Con los mismos miedos y reservas que las jóvenes reciben la menstruación, las mujeres adultas que rondan los 50 años se enfrentan a la menopausia, ese “terrible cambio de vida” que, al fin y al cabo, si se siguen algunos sencillos remedios, como los que hoy os ofrecemos, no tiene por qué serlo.

Ya desde la época de nuestras abuelas, en esta etapa de la existencia, se preparaban enormes platos de ensalada de pepino para suavizar los síntomas de este proceso. Ahora sabemos que esta verdura ayuda a mejorar el equilibrio hormonal que se altera durante la menopausia.

Además del pepino, para controlar los típicos sofocos, preparaban una infusión de zarzaparrilla en un vaso de agua muy caliente y se tomaban después el líquido, filtrado, a pequeños sorbos. Así lo hacen también, desde tiempos inmemorables, los nativos del Amazonas para combatir sofocos y sudores.

Otra forma rápida de aliviarlos, heredada de la tradición popular, es a base de baños templados con hojas de vid. Además, no hay que olvidarse de llevar siempre con nosotros un pulverizador con agua, en el que previamente habremos dejado reposar una pizca de artemisa y que servirá para rociarse la cara cuando los molestos sofocos atacan en los momentos más comprometedores.

Dormir (bien) es un placer

Cuenta que antiguamente se creía que las personas que no dormían bien corrían el peligro de que sus almas abandonaran su cuerpo y no volvieran nunca más. Si cada mañana te levantas como un zombi, aplica estos trucos anti-insomnio.

Para luchar contra la falta de sueño, los expertos aconsejan empezar con manzanilla, siguen con la tila, después el espliego y, cuando han agotado todas las posibilidades, con la pasiflora, una auténtica bomba de relojería contra el insomnio. Prepara una infusión de pasiflora, añadiendo una cucharadita de esta hierba en una taza de agua caliente. Deja reposar cinco minutos y filtra. Toma una taza antes de irte a dormir y otra algo más tarde, si no logras conciliar el sueño.

Otro truco infalible es añadir a un vaso de leche vegetal una pizca de canela y una cucharada de miel. Dormirás mucho mejor. ¡Felices sueños!

Relaaaaax!

Hace algunos años el estrés prácticamente no existía. Y es que el ritmo de vida que se llevaba entonces era mucho más pausado que el de ahora. En cualquier caso siempre había momentos críticos en los que convenía calmar los nervios. Un susto, una mala noticia…Cuentan que los más mayores ya usaban una relajante infusión de tila para estos casos.

Cuando una persona era de talante nervioso, entonces se le recomendaban hierbas de efecto más contundente, como las bayas de espino blanco o las flores de valeriana. Una infusión de cualquiera de estas plantas era capaz de relajar al más crispado.

Otro remedio para mitigar el estrés es quemar madera de cedro. El cedro, de por sí, es un árbol misterioso. Cuenta la leyenda que su aromática madera sirvió para construir los Jardines Colgantes de Babilonia y el Templo de Salomón. Quema unos trozos de madera de cedro en una habitación y conseguirás tranquilizar los ánimos y evitar discusiones en casa.

Además hay alimentos, como la melaza de caña de azúcar o las semillas de sésamo, ricos en zinc, que resultan muy relajantes, sobre todo para los niños. En casos de nerviosismo leve, la avena, consumida regularmente, también da muy buenos resultados. Y ahora relaaaaax!