Posts Tagged ‘agua caliente’

Pies sin durezas

Las durezas es los pies son sin duda un auténtico martirio para los caminantes. Aunque un zapato nos pueda parecer cómodo, siempre hay alguna callosidad que nos amarga el paseo.

Para evitar su aparición os recomendamos diferentes baños especialmente destinados a la zona del pie, como éste que os vamos a contar hecho a base de avena y bicarbonato.

Tenéis que añadir dos tazas de copos de  avena a un cazo cuatro litros de agua fría y calentarlo. Después se deja enfriar y, cuando esté templadito, le echáis una taza de bicarbonato. Se mezcla todo bien hasta que quede homogéneo.

Este baño, aplicado a diario, deja los pies suaves e hidratados, resultando un excelente preventivo contra las molestas durezas. Los ingredientes seleccionados las reblandecen y evitan que el problema vaya a más. ¡Prúebalo!

Anuncios

Alivia las molestias del eccema

Si abusas de la bisutería o de las fibras sintéticas y tu piel no te lo permite, puede ser que algún día te levantes con una tremenda reacción alérgica en tu cuello, en los brazos…

Desde tiempos remotos los pétalos de las margaritas, a los que tradicionalmente recurren los enamorados para ver si son correspondidos, eran utilizados para hacer un preparado que aliviaba el eccema.

Deshoja cuatro flores de margarita menor (maya) y ponlas a calentar en un litro de agua a fuego lento. Cuando hiervan, retíralas del fuego y déjalas reposar durante un cuarto de hora.

Si bebes tres tazas al día entre las comidas, la irritación de la piel desaparecerá como por arte de magia.

Además, y también para el eccema, hay que aprovechar las virtudes limpiadoras y calmantes de la menta piperita. Puedes cocer las hojas frescas y añadir el líquido filtrado en la bañera o recibir directamente el influjo de esta aromática planta.

Por último os aconsejamos coser unos pequeños saquitos con tela de fibra natural muy fina y rellenarlos con hojas de menta. Cuelga uno de ellos en el grifo de la bañera mientras dejas caer agua muy caliente y ¡disfruta del baño!

Habla alto y claro. ¡Despídete de la ronquera!

Hablar largo y tendido, chillar, tomar cosas frías, sufrir golpes repentinos de aireo o abusar del tabaco son algunas de las muchas situaciones que pueden hacer que suframos ronquera. Por eso hoy os vamos a dar unos cuantos remedios para que podáis decir las cosas altas y claras, sin miedo a quedarse sin voz.

Si ves que tienes ronquera, en primer lugar coge un buen puñado de flores de saúco secas y échalas en una palangana repleta de agua caliente. Toma los vapores de esta planta tan utilizada para aliviar las afecciones respiratorias y notarás un alivio inmediato.

También con plantas, con el tamarindo, se puede prepara una infusión. En este caso hay que filtrarla y dejarla entibiar antes de dársela al afectado para que haga gárgaras y su voz mejore como por arte de magia.

Si tu problema no es que la ronquera sea algo pasajero, sino habitual, aquí tenemos remedio para casi todo. Prepara un jarabe con dos cebollas, tres cucharadas de miel y un litro de agua. Se deja hervir a fuego lento durante una hora. Toma cuatro cucharadas al día y comienza a decir adiós a la siempre molesta e incómoda ronquera.

¿Glúteos firmes? ¡Sí, quiero!

Los glúteos, también conocidos por otros nombres más recatados como “donde la espalda pierde su nombre” o “retaguardia”, pero la verdad es que el culo (hablemos claro) es una de las zonas donde suelen concentrarse muchas miradas, más en verano, con el casi siempre temido bikini.

Hoy os vamos a dar algunos consejos prácticos para que esté siempre en su sitio. Lo ideal para mantener los glúteos firmes es practicar deporte. Si no tienes tiempo de ir a un gimnasio, en casa puedes hacer un ejercicio muy simple: te sientas en el suelo, con los brazos estirados hacia adelante y “andas con el trasero”. Recorres el pasillo unas cuantas veces y en poco tiempo notarás resultados.

Otro remedio tradicional para mantener el trasero en su sitio es el tónico de linaza, que se prepara con dos cucharadas de linaza, cuatro cucharadas de agua caliente y una cucharadita de aceite. Se muele ligeramente la linaza, se le añaden los otros ingredientes y se aplica la pasta obtenida sobre una gasa. Se dobla la gasa y se aplica sobre la zona en cuestión, dejándola actuar un cuarto de hora.

Además,  no conviene olvidar que para mantener los músculos fuertes y sanos (en general) es muy importante incluir en la dieta alimentos ricos en proteínas, como el queso, el yogur, el pescado y los huevos. Eso sí, con la menor grasa posible. Y ahora, sin perder ni un solo minuto, empezad a poner en marcha el ejercicio en cuestión. ¡Ánimo!

Los glúteos firmes se pueden conseguir con ejercicio y dieta

¡Adiós, caspa, adiós!

Un pelo limpio y sano dice mucho del aspecto físico de una persona. Ya se puede ir impecablemente vestido, pero si el cabello está descuidado… Uno de los principales problemas que sufre buena parte de la gente es la temida caspa, esa especie de copitos de nieve caen sobre nuestros trajes y son antiestéticos. Está claro que quien nunca ha sufrido este problema no sabe lo molesto que resulta llevar siempre los hombros “nevados”. Y eso sin contar con los picores en la cabeza que muchas veces produce esta descamación continuada del cuero cabelludo.

Hoy os vamos a dar un truco casero para evitar la caspa y que se hace con una planta tan fácil de encontrar como la ortiga. Es muy importante utilizar unos guantes para evitar la irritación de las manos. Se coge un buen manojo de ortigas del campo y se ponen a hervir con agua. Después se cuelan y se añade un chorro de vinagre al agua cuando ya esté templada y se echa sobre el cabello después de habérselo lavado.

La caspa es un problema capilar muy frecuente y molesto

Si no tienes ortigas, otro remedio natural es la salvia, que se usa en forma de enjuagues. La mezcla, que debe aplicarse tres veces por semana, se realiza con seis cucharadas de esta hierba en medio litro de agua caliente.

También resulta muy bueno el champú de remolacha, aunque tiene un problema, y es que tiende a oscurecer el pelo. En cualquier caso os dejamos la fórmula, que consiste en mezclar el jugo de una remolacha con dos vasos de agua y una pizca de sal. Con este preparado se lavaba muy bien el cabello.

Pero como las cosas no están para perder mucho tiempo en hacer mezclas, hay champús ya preparados de gran eficacia para combatir la caspa, como el que ha puesto a la venta la línea de cosmética MY, de Supermercados El Árbol. Se aplica cada vez que te laves el pelo y los resultados comienzan a notarse rápidamente. Además de  práctico resulta muy económico.

Mejora la circulación de tus manos con nuez moscada

¿Tus manos están frías en invierno y en verano? No hay por qué preocuparse. Es un problema que afecta a gente de todas las edades y que bien puede estar relacionado con las bajas temperaturas, pero también con la cantidad de estrés acumulado en el cuerpo. Cuando el cuerpo está tenso, la circulación se retira a los órganos vitales, lejos de las extremidades.

A continuación os vamos a contar un tratamiento consistente en un baño en agua caliente y un masaje con aceite vegetal tibio. También es muy recomendable para personas con artritis en las manos, o síntomas como esguinces repentinos.

Lo primero que tienes que hacer es preparar una mezcla de masaje con una botella de cristal pequeña, en la que pondrás tres cucharadas de té de aceite vegetal (como irás comprobando es una base que se utiliza en todos nuestros trucos de belleza y salud), dos gotas de aceite de nuez moscada, dos de pimienta negra y cuatro gotas de lavanda. Coloca la botella en un recipiente con agua suficiente para cubrir las manos. Añade una gota de nuez moscada y una más de lavanda al agua y sumerge tus manos durante quince minutos. Después, sécalas y hazte un masaje con la mezcla caliente; las manos se relajarán y se sentirán más enérgicas.

Las manos pueden estar frías por la climatología o por el estrés.