Posts Tagged ‘agua fría’

Combate las estrías con aguacate y aloe vera

Las estrías son un problema estético que es difícil de subsanar. Los cambios de peso, la falta de hidratación, los embarazos… hay muchas causas que provocan que aparezcan esas antiestéticas señales en nuestra piel.

Pero también es cierto que existen algunos remedios caseros y naturales para intentarlo. Uno de ellos es esta mascarilla contra las estrías de aguacate y aloe vera, dos plantas que pueden darle a la piel la elasticidad necesaria como para recuperarse.

 Las mascarillas caseras, además de resultar mucho más económicas que cualquier producto de perfumería o herbolario,  pueden resultar una buena opción para combatir las estrías.
De hecho, una mezcla de dos vegetales como el aloe vera y el aguacate (sí, ese mismo que utilizas para hacer el riquísimo guacamole) pueden ayudar a que la piel recobre la elasticidad en las zonas atacadas por este inconveniente estético. Sólo es cuestión de intentarlo…
Para su preparación vamos a necesitar medio aguacate, un tallo de aloe vera y un chorrito de aceite de oliva. A continuación,  corta el aguacate  transversalmente, quítale el carozo y extrae su pulpa. Colócala en el vaso de la batidora (o directamente en un mortero) junto al aceite de oliva y la pulpa del tallo del aloe vera. Remueve bien hasta que tengas una pasta homogénea.Aplica la mascarilla sobre las zonas donde quieras combatir las estrías, aplicando masajes suaves y circulares durante algunos minutos. Luego simplemente tendrás que dejar que actúe sobre unos 20 minutos y después retirar con agua fría. Es muy importante ser constante. Con una sola vez no es suficiente.

Esto me da mala espina

De todos es sabido que comer un pescado no es una tarea tan sencilla e inofensiva como parece. ¿A quién no se le ha quedado incrustada una espina en la garganta al comerlo?

Además de los trucos de siempre de tragar miga de pan o un trozo de patata hervida que puedan enganchar y arrastrar la espina clavada, os damos otra opción: un huevo duro. Y funciona, porque después de comer uno entero la espina deja de molestar.

En el caso de que ésta sea muy rebelde y no quiera desprenderse, se puede repetir con otro huevo, pero no más.

Otro consejo que os damos en caso de que se os clave la espina es agua fría. Aunque parezca mentira, dicen los más mayores que sumergiendo los pies en un barreño de agua bien fría ésta salta. Conviene hacer movimientos ligeros con los pies, por lo que el recipiente tiene que ser un poco ancho. La bañera, por ejemplo, es un buen lugar para poner en práctica este truco.

Por último, es recomendable tragar pequeños sorbos de vinagre para acabar con la espina. Pero como el sabor no es muy agradable, es mejor optar por comer el huevo duro.

¡Firmes! (brazos)

Antaño las mujeres podían presumir de unos brazos firmes y bien torneados, ya que los duros trabajos que se realizaban en casa fortalecían sus músculos. De todos los modos, cuando se llega a cierta edad es normal sufrir flaccidez. Evítalo con estos trucos.

Mi abuela siempre decía que lo mejor para los brazos era lavar la ropa en agua fría del lavadero. Como seguro que no estás dispuesta a renunciar a la comodidad que te proporciona la lavadora, te recomendamos que, en lugar de lavar la ropa a mano, estimules tus brazos con una ducha de agua fría, ya que tonifica los músculos y reafirma la piel.

También a los brazos podemos hacerles mascarillas, ya que éstas no sólo sirven para embellecer el rostro, sino que también resultan muy útiles para tratar otras partes del cuerpo, como es el caso de los brazos.

Haz un tratamiento a base de una cucharada de aceite de oliva y una yema de huevo. Se aplica la pasta sobre los brazos y se deja que actúe un cuarto de hora. Se aclara con agua fría y listo. Conseguirás una piel hidratada y flexible.

Por último os contaremos la eficacia de la vitamina E, también llamada de la juventud, porque mantiene la dermis firme y sin arrugas. La encontrarás en la leche, los huevos y el arroz integral.

Luce uñas fuertes y sanas

En la antigua China, los miembros de la clase alta dejaban crecer sus uñas de forma exagerada para demostrar que no realizaban ningún tipo de trabajo manual. Sin llegar a estos extremos, tú también puedes lucir unas uñas de mandarín con estos trucos, como siempre, naturales.

Ya nuestros mayores tenían un remedio infalible para ello, que consistía en mezclar dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de salvia. Se calienta al baño María durante cinco minutos y deja reposar otros tantos. Sumerge las uñas en el aceite durante 20 minutos dos veces a la semana durante un mes y tendrás unas uñas a prueba de roturas. Una variación de este mismo remedio es utilizar únicamente aceite de ricino.

Un truco que utilizan las mujeres cubanas para reforzar sus uñas y que os aconsejamos que sigáis es poner dos cucharadas de zumo de piña o papaya con una cucharada de yema de huevo y media de vinagre. Mezclar bien y aplícalo sobre las uñas realizando un suave masaje. Deja que actúe durante media hora y, una vez pasado este tiempo, lávate las manos con agua fría. Conseguirás unas uñas preciosas.

En ocasiones, las uñas débiles son la señal de una dieta inadecuada. En ese caso, una infusión diaria de cola de caballo puede ser la solución. No lo dudes, empieza ya a aplicar estos remedios y luce unas uñas fuertes y con divertidos colores esta primavera.

¡Luce unos pies sanos todo el año!

Los pies son una de las zonas más delicadas del cuerpo y, además, una en las que más se fijan muchas personas, aunque no lo parezca. Muchas veces los descuidamos, especialmente en invierno, cuando con las medias y los calcetines permanecen ocultos. Luego llega el verano, la hora de lucirlos y es cuando nos llevamos las manos a la cabeza.

Por este motivo, para que no haya lamentos, desde aromasdesalud os vamos a ofrecer unos consejos prácticos. El primero de ellos es para mantener una buena circulación, algo que conseguiremos con un remedio tan sencillo como echar una pizca de pimentón dulce dentro de los calcetines. También es igual meterlos en agua caliento con una cucharadita de esta especia.

Si te duelen con frecuencia, sólo necesitas un remedio tan eficaz como los baños con infusión de romero. Ponlos en remojo una vez al día en esta aromática mezcla y te notarás mucho mejor.

Por último, después de una jornada agotadora, te damos un truco infalible y refrescante para tus pies. Regálales un baño de agua fría durante diez minutos. A continuación hazte unas friegas con zumo de limón y acláralos después con más agua fría, ponlos en alto, relájate y disfruta de un momento único.

Ojos congestionados ¡Nunca más!

Los ojos congestionados son una de las sensaciones más molestas que puede sufrir cualquier persona. Esa sensación de hinchazón, lagrimones…¡mejor no seguir! Por este motivo hoy vamos a contaros algunos trucos sencillos, como siempre, para mejorar la congestión ocular.

Una de las más frescas y agradables que puedes regalarle a tus ojos es el apósito de manzana. Consiste simplemente en rallar una manzana, ponerla entre dos gasas y colocar el apósito sobre los ojos durante un cuarto de hora. La manzana refresca los ojos y elimina la congestión.

Más rápido todavía es el método de la patata. Tan sólo tienes que cortar dos rodajas muy finas de patata cruda y colocarlas sobre los ojos. Mantente con ellas puestas durante unos 20 minutos.

En cualquier caso, os diremos que la aplicación del frío es muy eficaz para tratar los ojos cansados, y que siempre podéis aplicar una gasa con agua muy fría, casi helada,  para evitar esta molestia y tener siempre los ojos perfectos.

Los ojos congestionados son una de las mayores molestias para cualquier persona

Un “do” de pecho firme con limón y ron

Hoy vamos a hablar sobre el pecho. Esa parte del cuerpo que trae de cabeza a muchas mujeres. Las que tienen mucho quieren menos y las que no apenas tienen desean más. Total, que nadie está contenta con lo que Dios le ha dado.

Pero aparte de modas y de gustos, hoy vamos a hablar del pecho haciendo referencia a su firmeza. ¿A qué mujer no le gusta tener los pechos firmes y turgentes? El truco: muy sencillo. ¿Tienes a mano un limón? ¿Y una botella de ron? No, tranquilas, no vamos a hacer un cóctel, sino una mágica poción que os dejará los senos firmes. Mezcla el zumo de un limón con una cucharada de ron. Aplica la loción por todo el pecho, excepto la zona del pezón. Deja que actúe durante unos 10 minutos y aclara con agua fría. Repite esta aplicación a diario dos semanas y comenzarás a notar resultados.

Otra opción es la mascarilla de barro que utilizamos para el rostro. Sólo tienes que añadirle una clara de huevo batida y aplicarla en la zona con un pincel. Lo dejas actuar 20 minutos y lo retiras con agua tibia. Por último, el remedio más sencillo. Coge cubitos de hielo y aplícalos envueltos en plástico y en una toalla fina. Este verano podrás presumir con tus camisetas ajustadas y con el bikini. ¡Ya verás!

Los senos firmes son uno de los atractivos de las mujeres