Posts Tagged ‘ajo’

El elixir de la eterna juventud

Elixir-2

Años y años buscando el ansiado elixir de la eterna juventud y resulta que el único secreto para vivir más años es… ¡alimentarse bien! Cuentan los más mayores que tomando un diente de ajo se vivía más y mejor. Y es verdad que en muchos casos las personas con las que hemos tenido oportunidad de hablar han llegado a centenarios. Sigue leyendo

Anuncios

Endurecedor de uñas casero

Las uñas son una de las zonas de nuestro cuerpo más sensibles y visibles, pero también las que se encuentran expuestas  a muchas acciones cotidianas, como puede ser simplemente escribir o cocinar. Por este motivo si las tenemos débiles y quebradizas pueden ser objeto de dolores e incómodas molestias.

Los factores climatológicos (lluvia, viento, frío, sol) , químicos (jabones y detergentes) y la mala alimentación son algunas de las causas que hacen que nuestras uñas no luzcan sanas y fuertes.

Hoy os vamos a proponer un endurecedor de uñas casero fácil y, sobre todo económico. Sólo tenéis que cortar un diente de ajo y cortarlo en trocitos muy pequeños (cuanto más mejor). Se introducen en el esmalte habitual y las mismas propiedades del ajo harán que al aplicaros el color vuestras uñas vayan cogiendo fuerza.

No os preocupéis por el olor, ya que el esmalte lo absorbe. Es importante que lo dejéis reposar 24 horas una vez realizada la aplicación.

El ajo, una fuente de salud

, El ajo es un alimento que se utiliza para dar mayor sabor a los platos. Muy utilizado en la dieta mediterránea, este producto contiene además numerosas propiedades que ayudan a tener una buena salud. De todos es sabido que ya los egipcios predicaban sobre sus virtudes y que los atletas de entonces lo masticaban antes de salir a competir.

Pero entra las numerosas virtudes que cuenta el ajo destaca la de antídoto contra el ardor de estómago. Cierto es que se trata de un alimento muy sano, pero al ser muy indigesto, no todas las personas lo toleran. Por este motivo, es recomendable que para aliviar las incómodas molestias estomacales, se debe tomar un vaso de leche fría tras haber consumido ajo. El resultado es inmediato.

El ajo, además, ayuda a tener un corazón más sano y, al igual que sucede con algunos cítricos, caso de la naranja o el limón, previene los constipados y la tos en cualquier época del año. Además es diurético (muy bueno para las personas que retienen líquidos) y expectorante, ayudando a expulsar mucosidad y dejando las vías respiratorias más limpias. De hecho, el ajo es un ingrediente natural que se utiliza para combatir el asma, la bronquitis o la tuberculosis. Eso sin olvidar que se trata de un excepcional antioxidante natural, recomendado por los facultativos para aquellas personas que padecen reúma.

Estudios realizados recientemente, señalan, además, que el ajo, al ser antioxidante, es también bueno para prevenir el cáncer, por la cantidad de allicina y quercitina que contiene. Por si fuera poco, incrementa las defensas del organismo, es antiinflamatorio, anticoagulante, vasodilatador y actúa como antibiótico natural.

El temor de muchas personas a comer ajo es el aliento que suele dejar después, difícil de quitar incluso tras enjaguarse la boca. Pero para esto también existe un fácil remedio. Después de consumirlo, existen varios remedios naturales que evitan ese molesto olor. Algunos de ellos son masticar una manzana, un poco de perejil fresco o bien unos granos de café.

Sin embargo, hay quien prefiere incluso comerlo crudo. Para que esté en perfecto estado, hay que partirlo por la mitad y extraer el filamento amarillo-verdoso de su interior. De este modo, el aliento no delatará al consumidor. El ajo, además de ser un producto barato y fácil de encontrar, da gusto a las comidas y protege el cuerpo contra un buen número de afecciones.

Guía de alimentos desintoxicantes y antiexcesos

El verano, las comilonas, las barbacoas, las fiestas de los pueblos… La época estival es propia para hacer excesos poco beneficiosos para el organismo y para coger unos kilos de más, que luego son complicados de eliminar, teniendo en cuenta que en el invierno se consumen alimentos con mayor número de calorías para combatir el frío y no bajar las defensas.

Sin embargo, existen una serie de productos naturales que son fáciles de encontrar y que se pueden consumir en cualquier momento, que ayudan a que el cuerpo pueda superar los excesos gastronómicos y desintoxicarse. He aquí algunos de los más beneficiosos para el organismo. Por ejemplo, dentro de la familia de las crucíferas, un grupo entre los que se encuentran la col, la coliflor, el brécol y las coles de Bruselas se encuentra un buen aliado para depurar y desintoxicar, gracias a su elevada concentración de calcio y fibra.

Los productos cítricos también son muy recomendados por expertos dietistas, ya que protegen las lipoproteínas de la oxidación. Además, regulan los niveles de la glucosa en la sangre y contribuyen a la reducción de masa corporal. Otro alimento que se utiliza con mucha frecuencia en la cocina, como es el perejil, no sólo sirve para aderezar los guisos, sino que, además, es una hierba con virtudes medicinales, rica en vitamina C, hierro, calcio y antioxidantes.

Entre las verduras que más ayudan al bienestar del organismo también se encuentran los berros y la alcachofa. Los primeros son una excelente fuente de minerales, betacarotenos y vitaminas antioxidantes C y E. Por su parte, la segunda aumenta el flujo de orina, lo que favorece la desintoxicación del hígado, ya que atenúa el impacto de los tóxicos en el mismo.

Lo mejor después de una noche de resaca. Otro alimento imprescindible es el apio, que ayuda a la disminución del ácido úrico y los residuos tóxicos, porque posee un efecto protector sobre las vías urinarias y contiene mucha fibra.

Por su parte, el ajo y la cebolla, dos básicos de la gastronomía española, son ricos en principios activos antioxidantes, pero lo mejor es que ayudan a rebajar el colesterol malo (el que produce graves daños, a veces irreparables, en el corazón) y los triglicéridos. El ajo es, también un excelente depurador.

Consumir pescado azul es algo que recomiendan los expertos en alimentación. No sólo por su valor nutritivo y sus pocas calorías, sino porque posee Omega-3, mejora la sensibilidad a la insulina y el metabolismo de la glucosa. Y respecto al aceite de oliva se pueden contar multitud de virtudes, pero destacar su efecto antioxidante, depurador del organismo, reductor del colesterol malo y depuración del organismo.

Ya por último, para concluir esta lista, hay que resaltar que las legumbres y los cereales integrales reducen la absorción de grasas y azúcares. Un lista de alimentos que merece la pena conservar para tener una salud de hierro.

¡Malditas varices!

No hay que olvidarse nunca que para evitar las varices hay varias cosas que son nefastas para las varices, como el fumar, los baños calientes, la ropa ajustada y no ir al baño con frecuencia.

Esos protuberancias azuladas, que no pocas personas lucen en sus piernas, sobre todo las que pasan muchas horas de pie y casi no dan un paso, se pueden combatir con masajes de aceite de oliva o de almendras dulces. Pero para mejorar las varices no sirve cualquier tipo de masaje.

Siempre conviene hacerlo de abajo hacia arriba, es decir, siempre en dirección al corazón para activar la circulación sanguínea.

Fruta fresca y verduras nunca deben faltar en casa de quienes padecen esas venas tan dolorosas y antiestéticas. Os recomendamos especialmente el uso de la lechuga y el perifollo.

Con estas dos verduras se hacen infusiones y se toman templadas a razón de tres al día, preferentemente después de las comidas. Además de estos alimentos verdes, el anti-varices por excelencia es el ajo. Con un diente al día es suficiente.

Y por último, no olvides colocar siempre las piernas en alto y caminar a paso ligero durante un buen rato. Notarás un gran alivio y evitarás que salgan más.

Cuida tu bazo

En personas sensibles, es muy frecuente sufrir, sobre todo después de comer, el clásico dolor de costado izquierdo. Desde aquí os vamos a ofrecer algunos consejos, aunque si persiste, como siempre, os recomendamos que os mire un especialista.

Un buen remedio se consigue con sólo dos huevos. Rómpelos, trocea las cáscaras, bate las claras y las yemas y luego júntalo todo en el mismo plato para preparar una insólita tortilla a la francesa, pero no para comerla.

Para hacerla utiliza aceite de almendras dulces y cuando esté lista (la tortilla), colócala sobre el costado lo máximo de caliente posible para calmar el dolor. Mántela hasta que se enfríe. Poco a poco la molestia irá remitiendo.

Otro alimento que nos puede ayudar en esta situación es el ajo. Cuando alguien sufra este mal, que en ocasiones puede ir acompañado de fiebre, se recomienda tomar al menos un diente de ajo crudo cada día (por todos es bien conocida la virtud desintoxicante y depurativa de esta planta).

Para terminar, os remitimos a tomar dos tazas al día de una infusión de milenrama. También es muy efectiva para contrarrestar la congestión del bazo. Si la tomas bien calentita, el alivio será más rápido.

Combate la candidiasis bucal

¿Suena raro, verdad? Pero la candidiasis bucal afecta a más personas de las que nos imaginamos. Es un infección difícil de combatir por completo, pero desde aquí os ofrecemos algún remedio excepcional para erradicarla: algo tan sencillo como el yogur natural.

Se recomienda, al menos, tomar un yogur natural cada día, porque se ha comprobado que es el mejor antídoto para las bacterias que provocan dicha infección.

Eso sí, aunque el yogur ejerce un poder “fulminante” para la candidiasis, no es suficiente. También son necesarios enjuages bucales y, a pesar de que hay muchos y muy efectivos, os recomendamos el que se hace con una mezcla de agua tibia y vinagre de sidra. Basta con una cucharada de este aderezo en un vaso de agua.

Por último, como casi siempre, os vamos a recomendar una infusión para esta molestia. Esta vez la haremos con flor de saúco. Se deja reposar una cucharadita de esta planta en una taza de agua hirviendo y se toman dos al día hasta que el problema se haya solucionado.