Posts Tagged ‘alcohol’

¡No te cortes!

Los cortes y raspaduras son heridas en la piel que son inevitables en el curso de la vida, pueden ser dolorosas, interfiriendo con el movimiento y las actividades. Los cortes pueden sangrar mucho, especialmente si están en la cabeza, cara, manos, boca o pies, donde hay muchos vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel.

Pueden llegar a infectarse, especialmente si son en la cara, dedos y manos. Estas son lesiones muy comunes y los remedios caseros para cortes que hoy os dejamos pueden ser muy útiles. No dudéis ni un segundo en utilizarlos.

Lo primero de todo es detener el sangrado, aplicando presión en el área con un paño limpio o un papel. Si es posible, eleva la herida por encima del corazón para disminuir el flujo sanguíneo. No uses un torniquete ya que corta la circulación.

Mucha gente utiliza tintura de yodo para pequeños cortes y contusiones. El yodo mata las bacterias y los virus con eficacia, además de producir menos escozor al contacto con la piel que el alcohol o el agua oxigenada.

Es fundamental una buena higiene  en la zona donde hemos sufrido la lesión. Para prevenir la infección, quita el vendaje y lava la herida todos los días con agua y jabón y luego coloca un vendaje limpio.

Si no tienes acceso inmediato a agua y jabón, lamer puede ayudar a eliminar contaminantes de la superficie ya que la saliva tiene ciertos agentes antibacterianos. La saliva, sin embargo, también contiene una amplia variedad de bacterias que pueden causar infección si entra en una herida abierta. Asegúrate de lavarte con agua y jabón tan pronto como sea posible.

Y como para casi todo lo relacionado con la buena salud, no podía faltar la miel, que deshidrata la bacteria en una herida. Coloca la miel en una gasa estéril y aplica directamente al área de la herida limpia.

Recuerda que debes tratar las heridas y los cortes inmediatamente antes de que se infecte. Antes de probar cualquiera de estos remedios caseros, limpia la herida con jabón y agua y elimina la suciedad de la herida.

¿Te huelen los pies?

Son muchas las personas que sufren olor de pies. Aunque en la mayoría de los casos se achaca a una mala transpiración del calzado, pero la verdadera causa es la humedad que propicia un medio apropiado para la multiplicación y descomposición de las bacterias, normalmente presentes en la superficie de la piel, causando mal olor.

Si sufres este problema te vamos a dar algunos consejos fáciles y útiles para  evitar situaciones incómodas. El primero de ellos consiste en disolver una cucharada de bicarbonato es un litro de agua. Debes remojar los pies en esta solución dos veces a la semana durante unos quince minutos. También puedes utilizar el bicarbonato para echarlo a los pies.

Esta misma mezcla la puedes hacer con vinagre. Pero si prefieres los olores más agradables no dudes en echar mano del aloe vera. Coge una hoja y córtala. Con el gel que obtengas hazte un masaje por la zona cuatro veces a la semana.

Tampoco está de más que te rocíes con alcohol los pies todas las mañanas. De este modo eliminarás el mal olor y la falta de transpiración.

Por último te recomendamos que alternes baños de agua caliente y fría y luego prepares otro con cubitos de hielo y limón. Luego un chorrito de alcohol y listo. Eso sí, si eres diabético o tienes problemas circulatorios no lo hagas.

Consejos útiles para después de una noche de fiesta

Para mantenerse en forma después de una gran fatiga o bien después de haber bailado durante toda una noche, cuando la coloración de  la tez se oscurece y se forman las profundas ojeras, se puede recurrir a un tratamiento especial antes de acostarse.

En primer lugar has de tomar un ligero purgante para desintoxicar el organismo y eliminar las señales del cansancio. Tienes, además, que lavar la cara escrupulosamente para luego intentar lograr cuanto antes un sueño reparados.

Es muy importante la alimentación de los dos días posteriores. Debes procurar que tenga muchos productos lácteos o bien optar por comer manzanas durante una jornada entera. Si te cuesta mucho, puedes optar por una dieta ligera, sin carne de cerdo y embutidos, bebiendo sólo leche o zumos de frutas.

Son recomendables las ensaladas y las verduras, así como la fruta, excepto el plátano. También es bueno el zumo de limón, los huevos, las setas, el yogur y el requesón. Lo que no es nada bueno es sobrecargar el estómago; es mejor quedarse con algo de hambre.

Por supuesto, en estos días queda totalmente prohibido tomar café, té, alcohol y fumar. Puedes completar este tratamiento con ejercicios respiratorios, paseos y, por supuesto, recuperando las horas de sueño.

Adiós a los hongos vaginales

Los hongos vaginales suelen surgir como consecuencia de un tratamiento prolongado de antibióticos. Pero también pueden influir otros factores,  como los baños de inmersión con jabones alcalinos, deficiencias alimenticias, quimioterapia, los aerosoles de higiene femenina, anticonceptitvos orales o un embarazo.

Los síntomas son muy fáciles de reconocer: escozor, ardor, hinchazón, dolor y secreción blanca. Muy incómodos y molestos. Especialmente si estás tomando los fármacos anteriormente citados o crees que puedes padecer esta dolencia, te recomendamos que hagas unas leves modificaciones en tu dieta.

Lo mejor es tomar alimentos como el ajo (uno o dos dientes al día crudos o escaldados), las cebollas y el perejil. También es importante beber una buena cantidad de agua (dos litros diarios al menos) y comer dos yogures naturales al día, mucho mejor si son de los que contienen bífidus.

Lo que no debes consumir son azúcares, alcohol, café, otros productos lácteos que no sean los yogures y las harinas refinadas. Verás como el poco a poco vas notando una mejoría y un gran alivio.

Plántale cara a las llagas

Aunque ahora hay muchos más recursos que antes y la medicina ha avanzado mucho, en numerosos hogares se siguen curando las llagas como lo hacían antaño. Para ello utilizaban una patata, un alimento que es habitual tener en casa.

Una de las causas frecuentes por las que suelen salir llagas es por tener la sangre “sucia”, por lo que es recomendable mantener una dieta y también aplicar una cataplasma de patata rallada. Y cuando ésta se seque, se pone otra de la misma forma. Así una y otra vez hasta que al final se cure.

Las personas que pasan mucho tiempo en la cama por enfermedad tienen más tendencia a sufrir llagas. Para mejorarlas, os recomendamos meter en una botella romero, salvia, flor de saúco y tomillo a partes iguales.

Estas hierbas se cubren después con el alcohol que admita la botella. Se deja reposar durante tres semanas, agitándola muy bien en días alternos. Cuando las hierbas ya hayan dejado toda su esencia, se cuelan y con este alcohol se dan fricciones al enfermo por todo el cuerpo. Mano de santo.

Pies siempre frescos (da igual la época del año)

Hoy os vamos a hablar de los pies. Una zona a la que algunas personas dedican mucho tiempo y otras no tanto (y así les va).  Hace muchos años, según me han contado algunas personas de avanzada edad, eran habituales los llamados baños de pies, para evitar problemas de olores.

El problema de los pies malolientes sigue existiendo, pero afortunadamente también tenemos remedios caseros para evitarlos. Como hace años, es fundamental tener una palangana en casa. Las plantas más refrescantes del herbolario para darles un buen baño a nuestros pies son el romero, la hierbabuena y la menta, que las mezclaremos y las llevaremos a ebullición en un litro de agua. Espera 20 minutos y filtra. Después, echa el zumo de dos limones y ponlo en la palangana (o en el vidé, en caso de que no tengas). Mantén los pies sumergidos durante quince minutos y di adiós a olores desagradables durante todo el día.

Otro remedio que debéis tener en cuenta es que después del baño hay que secar  a conciencia los pies, sobre todo entre los dedos. A continuación puedes darle un masaje con alcohol o vinagre de sidra. Cualquiera de estas dos sustancias desinfectará los pies y contribuirá a evitar el mal olor.

Por último, y parte fundamental, es seguir una dieta rica en silicio, un mineral que regula la producción del sudor, y que se encuentra en alimentos como las fresas, las cebollas, las almendras y las uvas. Pruébala y ya verás cómo nadie sale corriendo cuando se siente al lado tuyo en el metro o el autobús.

Trucos para potenciar el crecimiento del cabello

Tener un cabello que crezca fuerte y sano es una de las cosas que más preocupan tanto a ellos como a ellas, ya que el pelo puede variar, y mucho, nuestro aspecto físico. Aunque ahora se ha puesto de moda el champú de caballo, con bioquina, para que no se caiga tanto el pelo al cepillarlo, desde aquí os ofrecemos remedios naturales para lograr un efecto similar y, por supuesto, mucho más económico.

Se dice que las mexicanas estimulaban el crecimiento de sus famosas trenzas con un loción de chile, sí oyes bien, chile, que tenía un efecto espectacular. Para ello hay que trocear tres chiles secos y macerarlos en doce cucharadas de alcohol durante cuatro días. Se le añaden seis cucharadas de ron y la misma cantidad de aceite, dejándolo reposar un día. Filtra y aplica el líquido resultante sobre el pelo un día sí y un día no. Notarás los resultados.

También no hace muchos años, las personas de mayor edad daban a los pequeños de la casa una loción de perejil. Dicen que entonces la gente tenía el pelo más largo y sano que nunca. Para hacerlo hay que añadir dos cucharadas de perejil fresco en una taza de agua hirviendo. Se deja reposar durante diez minutos, se filtra y se aplica al cabello durante una hora. Haznos caso y presume de melena sana, fuerte y brillante todo el año.

Existen lociones naturales que favorecen el crecimiento del cabello