Posts Tagged ‘anemia’

¡Que te como! (remedios sencillos para los problemas de nutrición)

nutrición11

Hay personas que tienen dificultades para absorber los nutrientes que le llegan a través de los alimentos, padeciendo problemas como la anemia o la falta de calcio. Las plantas, los remedios naturales que cada día os ofrecemos desde aquí, pueden echarle una mano. Sigue leyendo

Te veo venir… albaricoque

El albaricoque resulta muy beneficioso para la vista por su gran contenido en vitamina A. Ante cualquier trastorno relacionado con la visión o para aumentar la agudeza visual, ya desde hace muchos años aconsejan realizar esta sana y facilísima cura.

Consiste simplemente en comer 300 gramos de albaricoques fresco al día durante dos semanas. Repite esta cura durante dos semanas y… ¡verás que vista!

Además, si últimamente andas algo desganado, regálate un nutritivo desayuno a base de orejones o, lo que es lo mismo, albaricoques secos. Consiste en remojar en agua durante algunas horas los orejones y cocerlos después con miel.

Obtendrás una deliciosa compota que, además de resultar muy nutritiva y energética, te abrirá el apetito para todo el día. Se trata de un remedio muy recomendable para los niños.

También si has sufrido una fuerte anemia o hemorragia es más fácil recuperar fuerzas comiendo muchos albaricoques. Te ayudarán a sentirte mejor día a día.

Pero además de saludable, el albaricoque es también un gran aliado de belleza, ya que es una fruta muy rica en betacarotenos, unos nutrientes que, entre otros muchos beneficios para el organismo, dan un atractivo toque dorado a la piel.

Si estás pálida o deseas potenciar tu bronceado todavía más, come tres albaricoques al día. De esta manera obtendrás la cantidad justa de betacarotenos que tu piel necesita para tostarse de forma natural.

Y siguiendo con trucos para estar más guapas, os recomendamos el aceite de albaricoque, un producto cosmético que ya nuestras abuelas utilizaban para embellecer su ojos. Puedes encontrarlo en herbolarios o hacerla tú misma.

Mezcla tres cucharadas de este aceite con dos de cera de miel. Remueve bien y, cuando esté tibio, aplícalo con la yema de los dedos sobre los ojos cerrados. Estírate y deja que actúe durante un cuarto de hora. Es mejor si estás bien relajada. Una vez pasado ese tiempo, retira con agua tibia y notarás los resultados.

Sueño saludable con cacahuetes

Si te cuesta dormir porque estás nervioso o intranquilo, antes de probar los consabidos tranquilizantes o pastillas para dormir, prueba la alternativa natural de los cacahuetes, que, además, tienen muchos menos efectos secundarios.

Al contener un alto nivel de magnesio, tranquilizan el espíritu e inducen al sueño. Los puedes añadir en la sopa o verdura de la cena o comerlos a secas. Los efectos son realmente increibles.

Además, este fruto seco es muy rico en hierro y proteínas. Por esta razón, tomar un puñadito entre horas es un excelente remedio contra la anemia por deficiencia de hierro. También resulta apropiado para las convalecencias.

Por otra parte, si tienes problemas con la artritis no olvides incluir unos cuantos cacahuetes en tu dieta diaria. El alivio de esta molesta dolencia está asegurado.

Por último, recordar que el aceite de cacahuete es uno de los productos más eficaces para calmar el dolor de las lesiones deportivas. Un masaje con este aceite, según los expertos, hace milagros.

Manzanas para prevenir las arrugas

Las arrugas, ese problema que trae de cabeza a las mujeres a partir de una determinada edad. En muchos casos se recurren a tratamientos y cremas carísimas para su prevención o desaparición, pero la mayoría desconoce que hay remedios caseros que consiguen iguales o mejores resultados y que no tienen coste excesivo.

Un claro ejemplo de ello es la manzana, esa fruta que está en los mercados durante todo el año, además de ser un alimento rico y sano, tiene otras muchas utilidades, entre ellas el de tratamiento de belleza.

Para prevenir la aparición de arrugas, y más ahora, en verano, cuando el sol daña la piel si no se protege convenientemente, sólo hay que coger una manzana, exprimir su jugo fresco y extenderlo bien por la cara y el cuello, hasta dejarlo secar. Para que sea efectivo hay que hacerlo una vez a la semana. Los resultados se comienzan a notar enseguida.

La manzana, además, es un buen fortalecedor para las encías. De hecho, expertos odontólogos recomiendan comer manzanas crudas para lograr este efecto. Además, ayuda a blanquear los dientes y mejora el mal aliento.

Pero no acaban aquí las virtudes de esta rica fruta, porque su zumo (mejor recién exprimido para que no pierda propiedades), es rico en hierro, por lo que los médicos lo aconsejan para las mujeres embarazadas y para todas aquellas personas que tiene tendencia a tener anemia.

¿Tienes problemas para nutrirte correctamente? ¡Te ayudamos!

Hay personas que tienen dificultades para absorber los nutrientes que le llegan a través de los alimentos, padeciendo problemas como la anemia o la falta de calcio. Las plantas, los remedios naturales que cada día os ofrecemos desde aquí, pueden echarle una mano.

Por ejemplo, la genciana es una planta originaria de los Alpes con la que se preparan licores de sabor amargo, como la angostura. Su infusión se utiliza para abrir el apetito, facilitar la digestión y, sobre todo, para favorecer la absorción de nutrientes como el hierro y la vitamina B12. No la tomes, sin embargo, si estás embarazada.

Para realizar la mezcla tienes que poner 20 gramos de raíz de genciana en tres cuartos de litro de agua y llevarlo a ebullición. Luego se cuece a fuego lento durante otros siete minutos. Finalmente, se filtra y se toma una cucharada tres veces al día.

Otra planta que puede resultar de gran ayuda es la alfalfa. Aunque habitualmente se utiliza como forraje, es un alimento muy nutritivo. Su ingestión se recomienda especialmente durante las convalecencias, ya que ayuda a asimilar los nutrientes. Añade unos cuantos brotes de alfalfa a tus ensaladas y te encontrarás mucho mejor.

Por último, cuando además de no asimilar bien los alimentos, nos encontramos desganados, lo mejor es confiar en la infusión de hojas y flores de achicoria. Mañana más y mejor.

¿Por qué sucumbió Eva ante la manzana?

Eva no pudo resistirse a la manzana que le ofreció la serpiente cuando disfrutaba plácidamente del paraíso junto con Adán. Le dio un muerdo, pecó y a partir de ahí todos fuimos condenados. ¿Por qué pecó Eva? Seguramente que la manzana estaba para comérsela, pero es que además este fruto tienes propiedades naturales para cuidarnos.

Por ejemplo, si estás baja de defensas y tienes anemia, el zumo de manzana, rico en hierro, es la bebida más recomendable para quienes sufren este mal y, cómo no, para las embarazadas.

Además, comer manzanas crudas es un excelente remedio para fortalecer las encías, blanquear los dientes y combatir el mal aliento. Si a todo esto le añadimos que si te aplicas el jugo fresco de esta fruta una vez a la semana sobre tu cara y lo dejas secar te ayuda a combatir las arrugas, no me extraña que nadie, ni Eva, pueda resistirse a una buena manzana.

La manzana es un gran aliado para la salud y la belleza