Posts Tagged ‘Belleza’

¡Ni pestañees!

Ni pestañees. Tras un receso en nuestro trabajo diario, ‘Aromas de salud’ vuelve para quedarse. Cada día, nuevos trucos para estar guapa por poco dinero y con remedios completamente naturales y, sobre todo, sencillos. Sigue leyendo

¡Que el cuello no delate tu edad!

El cuello es una de las zonas con más tendencia a arrugarse, especialmente a una determinada edad, y también si se sufren cambios de peso muy bruscos. Por eso hoy os vamos a dar unos consejos que os ayudarán a mantenerlo terso y firme durante más tiempo.

Hay que empezar por una gimnasia especial que mantenga siempre bien elásticos los músculos de esta zona. Después, hidroterapia a base de agua fría rociada en ducha o en fricciones, sin olvidar, por supuesto, masajes con estos pequeños rodillos de madera que encontramos en cualquier tienda de belleza. Y más en el caso del llamado cuello de bisonte (debido a una celulitis localizada en la nuca), que tendrás que tratar con cremas alcanforadas.

Como es lógico, si todos los tratamientos contras las arrugas y la papada resultan inútiles, siempre queda la opción de la cirugía, que nos garantiza un estiramiento total, pero que no está al alcance de todos los bolsillos.

Para realzar el cuello os aconsejamos llevar siempre cabellos cortos o recogidos, que dejen descubiertas la nuca y las orejas. A la hora de utilizar complementos, apostar por collares múltiples y largos y vestidos no cerrados por esa zona.

Si por el contrario estamos ante un cuello largo y delgado, es aconsejable llevar los cabellos largos y collares múltiples de piezas gruesas, así como usar camisas o jerseys que tapen la zona y sean amplias.

Por lo que respecta a la nuca, mantenerla siempre bien limpia y despejada y no considerarla parte de la región capilar, sino del cuello, con tratamientos de belleza adecuados para ella.

Sauna y miel: combinación perfecta

La sauna es un lugar perfecto para hacerse tratamientos de belleza. Bien es cierto que no es un objeto al alcance de todos, pero en muchos gimnasios o lugares de spa la tienen como una alternativa más para cuidar el cuerpo. En la sauna los poros de la piel se abren, permitiendo que cualquier producto que se aplique sobre ella haga un mayor efecto. La miel, ese ingrediente tan sano y con tantas aplicaciones en la cocina, también es un aliado perfecto para mejorar nuestro aspecto físico. Uniendo las dos cosas obtenemos un nuevo truco de belleza. Una vez que estemos dentro de la sauna, cuando el cuerpo haya arrancado a sudar y expulse suficiente agua, se coge un chorrito de miel (cualquiera de las que venden en supermercados es válida) y se unta por toda la piel, incluida la cara. Dejamos que penetre durante unos diez minutos. Al salir, nos duchamos con normalidad y comprobaremos cómo la piel está más tersa y suave, sin necesidad de utilizar ningún otro producto.

La miel, buena no sólo como alimento

Un cutis como el de Cleopatra

Aunque parece que en el mundo de las cremas aún quedan cosas por inventar, los viejos remedios son los mejores a la hora de conservar una piel perfectamente hidratada. De hecho, hay que remontarse a la época de Cleopatra, que nació en el año 69 antes de Cristo, para encontrar una de las fórmulas más utilizadas en la actualidad por los salones de belleza más prestigiosos para dejar el cutis de la cara sin arrugas. La fórmula es muy sencilla de hacer. En primer lugar hay que coger un tarrito de aceite base (rosa mosqueta, por ejemplo) y después se le añaden unas gotas de aceite de mirra y aceite de incienso. Aplicado todos los días sobre el rostro, el resultado es increíble. ¡Probadlo!

Cleopatra era conocedora de los mejores secretos de belleza

Anticelulítico para un cuello más joven


Un cuello perfecto con la crema anticelulítica

Y ahora un consejillo práctico y eficaz. La crema anticelulítica (no con efecto calor, claro), además de eliminar la siempre antiestética piel de naranja, es un perfecto reafirmante para la piel del cuello. Todas las noches, antes de acostarte, acostúmbrate a darte un masaje en esa zona. Elimina arrugas y evita que las pieles cuelguen. Como siempre, es necesario tener continuidad. No vale con dársela un día y pedir milagros.