Posts Tagged ‘dolor de cabeza’

Remedios rápidos para la tos y el dolor de cabeza

Hoy os vamos a dar dos remedios sencillos y rápidos para nuestra salud. El primero de ellos tiene como objetivo lograr descansar toda la noche sin que la tos perturbe tus sueños.

Para ello te recomendamos una compota de higos, que deberás preparar con unos cuantos higos secos sin aditivos en un poco de leche. Calienta la mezcla a fuego lento durante aproximadamente media hora y tómala antes de ir a dormir.

Además de estar deliciosa te permitirá descansar de una forma reparadora y tranquila.

Si también sufres dolores de cabeza, te diremos que el agua caliente es uno de los analgésicos naturales más antiguos y efectivos que existen. Si éste es tu caso, el final de la jornada date una buena ducha dejando que el chorro caiga por el cuello y la parte superior de la espalda durante un par de minutos.

El agua, eso sí, debe caer lentamente (regula la presión para que no resulte demasiado fuerte). Una vez pasado este tiempo, realiza, mientras el agua sigue cayendo, un masaje por los hombros y el cuello. En todo momento los músculos deben de estar relajados. Notarás un gran alivio.

Anuncios

Infusión de puerro contra las jaquecas

Si sufres esos temidos y molestos dolores de cabeza, te proponemos un viejo remedio para aliviar esta molestia. Te ayudará a recuperarte rápidamente sin recurrir a los consabidos analgésicos. Esta mezcla está especialmente recomendada para los que se producen a causa de gripes y resfriados.

Para hacerlo necesitarás un puerro grueso, una pizca de jengibre picado y medio litro de agua. Para que sea realmente efectivo toma el líquido en tres veces con el estómago vacío y notarás un gran alivio.

En el caso de que hayas tomado antibióticos, es posible que estés con el estómago revuelto. Para evitar éste y cualquier síntoma provocado por la ingestión de estos fármacos bebe durante una temporada el caldo obtenido de hervir puerros. Te ayudará restablecer la población bacteriana del intestino.

Además, para evitar las molestias que producen las picaduras de insectos, frota un trozo de puerro sobre la zona afectada. Mano de santo, al igual  que para prevenir y evitar los eructos.

En el apartado de belleza, os diremos que las pieles delicadas no suelen tolerar la mayoría de los productos cosméticos, tanto químicos como naturales. A continuación te explicamos cómo preparar una estupenda mascarilla calmante e hidratante ideal para las pieles sensibles.

Se trata de una receta egipcia que, según cuenta, también utilizaba la mismísima Cleopatra. Tan solo tienes que hervir un par de puerros en leche durante un cuarto de hora. A continuación, cuela el líquido y aplícalo sobre el rostro con la ayuda de un algodoncito. Deja que actúe durante un cuarto de hora.

¿Dolor de cabeza? Dale limón

El limón, ese alimento que siempre está en los fruteros de nuestras cocinas, es una importante fuente de salud que tiene varias utilidades curativas. Por ejemplo, si os duele la cabeza, parte una pieza de este cítrico en dos y pasa una de las mitades por las sienes durante un par de minutos. Te aliviará.

También es bueno usarlo en el caso de que padezcas ronquera, ya que suaviza la garganta. Haz gárgaras con zumo de limón y agua antes de irte a dormir y conseguirás una noche sin ronquidos.

Si lo que te sucede es que tienes la tensión baja, te aconsejamos prepararte una bebida hecha con un litro de leche, tres dientes de ajo trinchados, una cebolla picada y el zumo de tres limones. Bebe varias veces a lo largo del día y notarás un gran alivio.

En la parte de belleza, si aplicas a diario un zumo de limón, lograrás blanquear manchas de las uñas amarillentas y también si lo mezclas con una yema de huevo y una cucharada de aceite conseguirás una excelente mascarilla antiarrugas.

Insolaciones y remedios prácticos

Los excesos nunca son buenos y menos los de sol. Antaño, las mujeres se protegían del astro rey con grandes sombreros y sabían perfectamente lo que tenían que hacer cuando alguien se presentaba con una insolación y lo que conlleva: dolor de cabeza, mareo, tiritona, pulso alterado…

Aquí os dejamos algunos consejos para aliviar los molestos síntomas. Primero hay que  colocar al afectado en un lugar fresco, y tratarlo con una infusión de menta que dejamos enfriar, obviamente, antes de utilizar. Prepara una gran cantidad de esta tisana con hojas de menta (fresca si es posible) y cuando esté bien fría empapa varios paños de fibra natural.

Colócalos sobre la frente, la nuca y el pecho del afectado. Tan pronto como el paño se caliente, vuelve a mojarlos en el agua de menta y pónselos de nuevo al enfermo.

Otro truco sencillo y casero consiste para el insolado consiste en friccionar durante un par de minutos sus pies con alcohol de romero, que ahora puede encontrarse en cualquier tienda especializada, pero que también se hace en casa.

Por último, para las personas muy aficionadas a tomar el sol, os dejamos un buen consejo: cubriros la cabeza siempre con un sombrero o pañuelo bajo el cual conviene ponerse una hoja de col mojada. Y ahora ¡disfruta del verano y del bronceado!

Orégano contra el dolor de cabeza

El orégano, esa aromática planta que da un gusto especial a nuestras comidas y guisos, es además un calmante estupendo para los dolores de cabeza. El remedio es tan sencillo como preparar una tisana de orégano. Además, estimula la digestión y calma los espasmos intestinales. ¡A qué estás esperando para probarlo!

El dolor de cabeza puede combatirse con una tisana de orégano

Menta para combatir el dolor de cabeza y de estómago

¿Conoces las propiedades de la menta? Muchas veces no nos damos cuenta de los beneficios que nos ofrecen productos tan básicos como éste, que casi nunca faltan en casa. Con el frescor natural del mentol natural, el aroma de la menta aporta un sentimiento de claridad mental, brillantez y concentración (tomad buena nota).

La planta es una hierba anual muy vigorosa, con estambres duros y hojas puntiagudas,  verdes y muy aromáticas. Cuentan que era la favorita de los romanos, que las colocaban en las mesas de los banquetes.

Pero volviendo a la actualidad, en la medicina clásica europea el té de menta es un remedio clásico para el dolor de estómago y de cabeza.  En aromaterapia se utiliza su masaje para ayudar en casos de indigestión y para calmar dolores de cabeza y musculares.

La fórmula, como todas las que os damos aquí, es muy sencilla. En cuatro cucharadas de té de aceite vegetal, añade dos gotas de menta, cuatro de lavanda y cuatro más de pimienta negra. Después, aplícalo en el abdomen o en los músculos doloridos. Rápidamente sentirás cómo la piel se calienta a medida que realizas el masaje.

Si lo que quieres es aliviar las migrañas o los dolores de cabeza, en una cucharada de té de aceite vegetal, añade una gota de menta, y realiza un masaje sobre la frente y el cuello. Notarás una sensación de mejoría instantánea. Por último, y muy importante, recordar que no se debe utilizar en pieles muy sensibles.

Las hojas de la menta tienen numerosas propiedades curativas.

Adiós al dolor de cabeza con aceite de menta

Con el frescor del mentol natural, el aroma de la menta aporta un sentimiento de claridad mental, brillantez y concentración. ¿Suena bien, verdad? Bueno, pues hagamos un poco de historia. La planta es una hierba anual muy vigorosa, con estambres duros y hojas puntiagudas, verdes y aromáticas.Era la favorita de los romanos, que las colocaban en las mesas de los banquetes.

Pero volviendo a la aromaterapia. ¿Qué beneficios aporta la mente a nuestro cuerpo? En la medicina clásica, el té de menta es un remedio clásico para el dolor de estómago y de cabeza. En aromaterapia se utiliza su masaje en casos de indigestión y para calmar dolores de cabeza y musculares.

La menta alivia el temido y molesto dolor de cabeza.

¿La fórmula? Muy sencilla, como todas las que os ofrecemos. En cuatro cucharadas de aceite de té vegetal se añaden dos gotas de menta, cuatro de lavanda y cuatro más de pimienta negra. Esto se aplica directamente sobre el abdomen o en los músculos doloridos. La sensación es que la piel se calienta a medida que realizas el masaje. En el caso de migrañas o dolores de cabeza bastará con una cucharada de aceite de té vegetal, una gota de menta y un masaje sobre la frente o el cuello. La menta es potente, por tanto en las mezclas con otros aceites basta con poca cantidad para equilibrarla.

Muy importante

No se debe utilizar sobre pieles muy sensibles por ese calor que produce y que podría causar quemaduras.