Posts Tagged ‘dolores de cabeza.’

¡Que no te pesen los años!

Cuando las personas llegan a una determinada edad comienzan a sufrir algunos molestos síntomas que a veces pensamos que no se pueden prevenir o curar, cuando justamente es lo contrario.

Una de las cosas que más cuesta a medida que se van cumpliendo años es perder peso, debido especialmente a la falta de ácidos grasos esenciales y vitamina A. Si quieres ayudar a tu organismo a adelgazar consume semillas de linaza, zanahoria o salmón.

También es habitual que se retengan más líquidos lo que favorece la inflamación de las articulaciones y provoca un gran malestar. Se debe a un desequilibrio entre potasio, fósforo y sodio, que podremos obtenerlo del agua de coco, las aceitunas, durazno, ciruela, higo, almendras, nueces, acelgas o cilantro.

Aunque suene raro, la falta de cromo nos hace sentir la necesidad de consumir más dulces, súplelos por cereales integrales, nueces, centeno, plátano, espinaca y zanahoria.

Si el problema son los calambres y los dolores de cabeza, hazte revisar los niveles de potasio y magnesio. Incluye en tu dieta plátano, cebada, maiz, acerolas, naranjas, tomates y agua y notarás los resultados.

Y recuerda, no pesan ni los años ni los kilos, todo es cuestión de cuidarse un poco cada día.

 

 

Estoy por los suelos

La hipotensión no es un trastorno grave, pero sus síntomas resultan molestos. Por este motivo, a continuación os vamos a dar una serie de sugerencias que ayuden a mejorar tu salud si es tu caso.

De siempre se ha dicho que tener la tensión baja es un seguro de vida, y no le falta razón, pero los mareos, cansancio o dolor de cabeza que acarrean resultan de lo más incómodos.

Un buen aliado de los hipotensos es la artemisa tomada en infusión, que se puede mezclar también con cardo, mariano y salvia. No está demás tener un buen puñado de frutos secos a mano. Las almendras, las nueces y las pipas ayudan a encontrarse mejor.

En tu dieta tampoco deben faltar las legumbres y los cereales integrales, que te ayudarán a superar los mareos y dolores de cabeza típicos de este trastorno.

Trucos para eliminar toxinas del organismo

Piel amarillenta, mal humor, dolores de cabeza, estreñimiento, kilos de más…, no le des más vueltas, tu organismo te está pidiendo a gritos una limpieza a fondo. Desde aquí os vamos a dar unos consejos prácticos y sencillos para conseguirlos.

En primer lugar os recomendamos usar achicoria para elaborar una decocción desintoxicante. Consiste en hervir durante diez minutos en un litro de agua una cucharada de hojas de achicoria con la misma cantidad de fumaria, berros y lechuga. Déjalo enfriar, fíltralo y toma una taza en ayunas durante cinco días.

Si además de limpiar tu cuerpo, quieres perder algunos kilos, haz esta cura de espárragos. Hierve durante media hora unos cuantos espárragos verdes y reserva el agua de la cocción. Bebe medio litro en pequeñas dosis a lo largo del día durante una semana. Si además combinas esta cura con una dieta baja en calorías, el resultado será espectacular.

Y aquí también tenemos remedios para los más golosos. Se trata del vino de nísperos, una deliciosa bebida que limpia el cuerpo de toxinas. Pon a secar al sol diez nísperos pelados y sin hueso durante una semana. Trocéalos y añádelos a un litro de vino blanco. Deja reposar durante 24 horas, filtra y toma una cucharadita mañana y noche. Verás qué buen cuerpo se te queda.

Miel, ¡dulce y bendita miel!

¿Sabías que cada tipo de miel tiene unas cualidades distintas? Por ejemplo; la de romero es apropiada para las afecciones de garganta tan propias en esta época; la de espliego (blanca y espesa), para los dolores de cabeza; la de azahar es sedante y la de tomillo alivia los catarros. Tomad buena nota y a comprar miel se ha dicho.

La miel tiene numerosas propiedades curativas

Ylang Ylang, el aliado perfecto contra el insomnio

¿Ylang Ylang? ¿Pero qué es esto? ¿Se habrá vuelto loca o está estudiando un curso de japonés? Pues no. Aunque suene raro, el Ylang Ylang, también conocido como cananga adorata,  es un aroma dulce, sensual y exótico, que además resulta ser uno de los favoritos en aromaterapia, ya es que especialmente óptimo para acabar con la irritabilidad y el estrés diario.

El ylang ylang es un árbol tropical con grandes flores amarillas y rosas, de intenso perfume. Procede del sudeste asiático, y se cultiva a escala comercial en Madagascar, donde sus flores se destilan mediante vapor para liberar su aceite esencial.

El ylang ylang se utiliza en aromaterapia para calmar el sistema nervioso; se ha demostrado que alivia el estrés físico y emocional, y que modera el ritmo cardíaco. También ayuda a aliviar los problemas de insomnio.

Prueba primero un baño caliente con dos gotas de ylang ylang y cuatro de palisandro; y a continuación un aceite de maseje con cuatro cucharadas de té de aceite vegetal con dos gotas de la planta que hoy es protagonista, a las que añadiremos cuatro más de mandarina y dos de sándalo. La mezcla se extiende mediante un masaje por el cuello y los hombros.

Importante: el potente aroma que desprende el ylang yalng puede ser excesivo para personas que padecen dolor de cabeza o migrañas. En ese caso es mejor reducir la dosis a una gota.

Utiliza el ylang ylang para no estar toda la noche despierto como un buho.