Posts Tagged ‘embarazo’

Apaga el fuego (estomacal)

indigestione

Después de una gran comilona o algún exceso gastronómico, el cuerpo suele pasar factura en forma de acidez estomacal o ardor de estómago, mal que también es frecuente si no se come durante mucho tiempo o con la obesidad o el embarazo. Sigue leyendo

Anuncios

Combate las estrías con aguacate y aloe vera

Las estrías son un problema estético que es difícil de subsanar. Los cambios de peso, la falta de hidratación, los embarazos… hay muchas causas que provocan que aparezcan esas antiestéticas señales en nuestra piel.

Pero también es cierto que existen algunos remedios caseros y naturales para intentarlo. Uno de ellos es esta mascarilla contra las estrías de aguacate y aloe vera, dos plantas que pueden darle a la piel la elasticidad necesaria como para recuperarse.

 Las mascarillas caseras, además de resultar mucho más económicas que cualquier producto de perfumería o herbolario,  pueden resultar una buena opción para combatir las estrías.
De hecho, una mezcla de dos vegetales como el aloe vera y el aguacate (sí, ese mismo que utilizas para hacer el riquísimo guacamole) pueden ayudar a que la piel recobre la elasticidad en las zonas atacadas por este inconveniente estético. Sólo es cuestión de intentarlo…
Para su preparación vamos a necesitar medio aguacate, un tallo de aloe vera y un chorrito de aceite de oliva. A continuación,  corta el aguacate  transversalmente, quítale el carozo y extrae su pulpa. Colócala en el vaso de la batidora (o directamente en un mortero) junto al aceite de oliva y la pulpa del tallo del aloe vera. Remueve bien hasta que tengas una pasta homogénea.Aplica la mascarilla sobre las zonas donde quieras combatir las estrías, aplicando masajes suaves y circulares durante algunos minutos. Luego simplemente tendrás que dejar que actúe sobre unos 20 minutos y después retirar con agua fría. Es muy importante ser constante. Con una sola vez no es suficiente.

Más verduras frescas, más ácido fólico

No sólo de hierro se nutre la sangre. Hay otro componente, crucial sobre todo para la mujer, que tiene tanta o más importancia: el ácido fólico. Tener unos niveles de ácido fólico antes y durante el embarazo resulta imprescindible para dar a luz un bebé sano.

A este ácido se le llama fólico porque proviene, principalmente, de las hojas de las plantas. Muchos desconocen la existencia de este componente, pero saben que lo más sano para una mujer embarazada o que quisiera estarlo, era comer verdura a diario.

Las hojas verdes, como las espinacas, la lechuga o las acelgas son una buena provisión. Es muy importante que estas verduras se consuman crudas o poco hechas, ya que el ácido fólico se destruye en la cocción.

Además de los alimentos anteriormente citados, no olvides incluir en tu dieta otros como la levadura de cerveza, las legumbres y los frutos secos, que constituyen una inagotable fuente de este componente.

El ácido fólico también se encuentra en las hierbas ricas en hierro. La ortiga muerta, la milenrama, la genciana y la centaura son algunas de ellas. Haz un tisana mezclando todas ellas y toma dos tazas al día.

Por último os recomendamos tomarlo a temporadas y evitar, sobre todo, si se tiene gastritis.

Las beneficiosas propiedades de la piña

Muchas veces desconocemos las valiosas propiedades que tienen alimentos que a diario consumimos en nuestros hogares. Un claro ejemplo es la piña. Seguro que alguno desconocía que es un excelente tónico de belleza, que además regenera la piel y estimula los rostros cansados. Tómate un zumo de piña cada dos días y pásate por el rostro un algodón empapado en zumo. En poco tiempo notarás la diferencia.

Más popular es su propiedad para facilitar la digestión (se recomienda tomar una rodaja como postre). Y, por último, señalar que es un alimento muy recomendado por los especialistas en los primeros meses de embarazo. ¡A comprar piña se ha dicho!

La piña, un alimento con grandes beneficios para el cuerpo y la cara

El mejor remedio para evitar las estrías en el embarazo

El embarazo es una de las etapas que la mujer vive con mayor plenitud. Pero el cuerpo sufre muchos cambios, tanto interiores como exteriores. El más evidente, es la barriguita que empieza a crecer en muchos casos cuando apenas el feto tiene dos meses de vida. La piel se comienza a estirar y, en la mayoría de los casos, a rasgar, provocando las temidas y antiestéticas estrías. María Moreno, experta en aromaterapia, tiene una receta infalible para que una vez pasado el parto, y se recupere el peso normal, no haya que lamentarse de unas marcas que quedarán para siempre en el vientre, y que en muchos casos crean complejos a la mujer a la hora de ponerse un bikini o una camiseta más corta. Como siempre, lo mejor es la prevención. Por este motivo desde este blog os vamos a dar un truco tan sencillo como económico. Para evitar las estrías, desde el momento en que el médico comunica que la mujer está embarazada, hay que aplicarse una crema que se elaborará con un tarro de Nivea, esa crema de toda la vida que algunas personas infravaloran, pero que es buenísima para la piel, y se le añadirá un chorrito de aceite de almendras, otro de sésamo y un poco de rosa mosqueta. En este caso no se pueden aplicar otros aceites esenciales, porque traspasan la piel al ser aplicados y podrían tener alguna repercusión, aún sin determinar en el feto. Un remedio seguro que garantizará que la piel vuelva a quedar tersa mientras el bebé ya está en brazos de la madre.

El embarazo suele provocar estrías en el vientre.