Posts Tagged ‘espinacas’

Más verduras frescas, más ácido fólico

No sólo de hierro se nutre la sangre. Hay otro componente, crucial sobre todo para la mujer, que tiene tanta o más importancia: el ácido fólico. Tener unos niveles de ácido fólico antes y durante el embarazo resulta imprescindible para dar a luz un bebé sano.

A este ácido se le llama fólico porque proviene, principalmente, de las hojas de las plantas. Muchos desconocen la existencia de este componente, pero saben que lo más sano para una mujer embarazada o que quisiera estarlo, era comer verdura a diario.

Las hojas verdes, como las espinacas, la lechuga o las acelgas son una buena provisión. Es muy importante que estas verduras se consuman crudas o poco hechas, ya que el ácido fólico se destruye en la cocción.

Además de los alimentos anteriormente citados, no olvides incluir en tu dieta otros como la levadura de cerveza, las legumbres y los frutos secos, que constituyen una inagotable fuente de este componente.

El ácido fólico también se encuentra en las hierbas ricas en hierro. La ortiga muerta, la milenrama, la genciana y la centaura son algunas de ellas. Haz un tisana mezclando todas ellas y toma dos tazas al día.

Por último os recomendamos tomarlo a temporadas y evitar, sobre todo, si se tiene gastritis.

Piel de porcelana

Un cutis de piel blanca, fina y sin rojeces es más fácil de conseguir de lo que te imaginas. Sólo hay que realizar una serie de sencillos trucos caseros que a continuación te vamos a dar.

Para prevenir (ya sabes que siempre es mejor prevenir que curar) la formación de esos pequeños capilares rotos y eliminar los ya existentes, os recomendamos tomar a diario zumos caseros de frutas -preferentemente de naranja, pera, manzana o melocotón-.

No tan agradables, pero igual o más efectivos son los jugos vegetales de col, espinacas, berros o tomates. Todos estos alimentos, tanto frutas como verduras, tienen las vitaminas necesarias para conseguir unos capilares fuertes. El zumo de berro, además, se puede aplicar directamente sobre la piel.

Si tienes el rostro especialmente enrojecido, no lo dudes, pásate un algodón empapado en zumo de acelga licuada y mezclada con un poco de agua. Aunque parezca mentira, este jugo aliviará el problema en poco tiempo.

Otro sencillo truco es aplicarte una vez a la semana una mascarilla que realizarás mezclando una cucharadita de huevo batido y la misma cantidad de levadura de cerveza, germen de trigo y aceite de germen de trigo. Aplica y deja que actúe durante quince minutos.

Tiroides sana

El bocio refleja un trastorno de la glándula tiroides y es un desarreglo que debe ser controlado por un médico. Hay, sin embargo, una serie de medidas que pueden mantenerte alejado de este problema.

Una de las principales causas del bocio inactivo es la falta de yodo en la alimentación. Para todos aquellos que no pueden beneficiarse del yodo que contiene el pescado fresco, porque viven lejos de las zonas de mar, les recomendamos incluir en la dieta alimentos de interior ricos en este mineral.

Hay muchos y variados, como el calabacín, las espinacas, las cebollas, los ajos, las setas, el arroz integral, los espárragos, el apio, las acelgas, las ciruelas, los dátiles y las judías.

De forma paralela a una alimentación rica en yodo, hay tres plantas que también pueden hacer mucho para mantener tu tiroides en buenas condiciones. Se trata de la equinácea, la ortiga y el diente de león. Dos infusiones al día de cualquiera de estas tres saludables hierbas te servirán de gran ayuda.

Por último tenemos que hacer referencia a las algas, que son los alimentos más ricos en algas que existen. En las herboristerías y dietéticas encontrarás láminas o bien comprimidos de mezclas de algas especialmente formuladas para este fin, como la mezcla agar agar.

Ya sabéis el dicho popular: “Es mejor prevenir que curar”. Así que empezad a poner yodo en vuestra dieta.

Dientes sin caries. Adiós a la pesadilla de los peques.

Buenos y aromáticos lunes. Hoy vamos a empezar hablando de caries, esa palabra especialmente odiada por los niños y que los mayores les repiten de forma constante cuando van a comprar sus deliciosas chuches al quiosco. Como ya hemos dicho, la caries es un auténtico azote, sobre todo para los más pequeños de la casa. Para prevenirla (más vale prevenir que curar), además de tener bajo llave los dulces y bebidas azucaradas, existen varios remedios caseros muy útiles.

Cierto es que los niños no son muy amantes de la verdura (más bien todo lo contrario), pero es necesario que las consuman si quieren mantener la carie alejada. Es más que recomendable tomar a diario verduras de hojas verdes, como la lechuga, la escarola, la col o las espinacas, todas ellas en crudo (puedes hacerlas en zumo o en ensalada). Es una excelente costumbre para llegar a adultos con una dentadura perfecta.

También son muy buenos los enjuagues con bicarbonato. Para hacerlo, sólo tienes que añadir un tercio de cucharadita de esta sustancia en un vaso de agua. Después haces gárgaras y te enjuagas la boca con ello. El bicarbonato evita que la acidez de los restos de comida ataque a los dientes y provoque la temida caries.

Pero, sin duda, el truco más eficaz contra la caries es mantener una buena higiene dental. Además de lavarte los dientes después de cada comida, no olvides usar la seda dental (como si fueras Julia Roberts en Pretty Woman). Si la empapas en una infusión de manzanilla, obtendrás mejores resultados. Comprobado.

Alimentos para estar de buen humor

Los alimentos pueden contribuir y ayudar a las personas a mejorar su estado de ánimo. Algunos productos, como la fruta, los frutos secos o los cereales contienen ingredientes que permiten combatir la irritabilidad e, incluso, la ansiedad. Todos ellos aportan un bienestar al cuerpo humano que hace que los días sean más agradables. Merece la pena probarlos.

La avena, que contiene muchas vitaminas B5 y B6, ayuda a combatir los síntomas de fatiga, el dolor de cabeza y los cambios de humor. Una buena forma de tomarlos es a través del muesli, en el desayuno, para empezar bien la jornada. Otro alimento con múltiples propiedades beneficiosas para el cuerpo es la jalea real, elaborada por las abejas obreras, a base de néctar, miel y agua. Es energética y estimulante y, además de vitaminas, aporta minerales como el fósforo y el azufre. También aminoácidos, lo que la convierten en un aliado perfecto como complemento nutricional en estados de gran actividad o estrés.

Las almendras son ricas en fibra, calcio y antioxidantes. Contienen una gran cantidad de triptófano, que favorece la producción de serotonina, lo que ayuda a controlar la ansiedad. El único pero es que contienen muchas calorías, por lo que se recomienda no tomar más de 12 al día. El plátano, por su parte, aporta piridoxina, ácido fólico, vitamina C y fibra, lo que permite mantener alto el ánimo y las defensas contra el estrés. Además, esta fruta no tiene tantas calorías como creen sus consumidores. Una manzana de 100 gramos aporta 100, y el plátano solo 35 más.

La leche posee multitud de propiedades buenas para mantener una salud de roble. El triptófano y su alto contenido en calcio preservan la masa ósea y el buen funcionamiento del sistema nervioso central, por lo que los expertos recomiendan tomar dos vasos al día. Y si lo que se quiere es combatir la depresión, nada mejor que un buen plato de lentejas. Las legumbres son carbohidratos complejos (es decir, se asimilan lentamente a lo largo del día y, de este modo, mantienen estables los niveles de serotonina y de energía. También cuentan con mucha vitamina B9, necesaria para evitar la temida anemia.

Una buena alimentación es fundamental para tener buen humor

Además de hierro, no tanto como al personaje de Popeye, las espinacas son ricas en magnesio y, sobre todo, en ácido fólico. La cantidad recomendada al día son 150 gramos, que aportan un 109% de este ácido, específico para mantener alejada la tristeza. Otros alimentos muy consumidos, como son los cítricos se suelen recomendar para proteger y estimular el sistema inmunológico, gracias a la vitamina C, que dan al metabolismo un extra de neurotransmisores.

Y para concluir con estos alimentos que mejoran el estado de ánimo, hay que hablar del marisco. Las almejas, los berberechos o las gambas, entre otros, son ricos en hierro. Entre sus cualidades poseen arginina, un aminoácido esencial que se relaciona, además, con la relajación y el deseo sexual (efecto afrodisiaco). Ahora solo queda tomar buena nota de todos ellos y empezar a ser un poquito más feliz con una dieta rica y sana.