Posts Tagged ‘infecciones’

Corta las diarreas con cilantro

El cilantro, esa aromática especia que da un sabor tan especial a nuestros guisos, es además un fuente de salud con cantidad de beneficios para el cuerpo, dadas sus propiedades antiespasmódicas y digestivas.

Precisamente por la primera de ellas es uno de los remedios más adecuados para cortar la diarrea, tanto en el caso de los niños como de los adultos. Y si te sucede al contrario, es decir, que tienes estreñimiento y malas digestiones también te puede ayudar a mejorar.

Las propiedades carminativas hacen de esta especia un aliado perfecto para eliminar los gases acumulados en el tubo digestivo y favorece el apetito en casos de inapetencia.

Como gran depurativo del organismo, ayuda a reducir el colesterol alto y, además, mejora rápidamente las infecciones.

Una auténtica joya en bruto que siempre está en todas las cocinas y que nos pueden ayudar a mejorar, y mucho, nuestra salud.

¡Disfruta de la menopausia!

Hay momentos en la vida, como en la menopausia, en los que el flujo vaginal es más escaso de lo normal. Su falta no sólo dificulta las relaciones sexuales, sino que también favorece la aparición de irritaciones e infecciones.

Si sufres alguno de estos problemas, te vamos a dar algunos consejos para mejorar. Ya antaño las mujeres a las que se les había retirado la regla, confiaban en el aceite o la pomada de rizoma de calaguala.

Esta suave planta lubrica la vagina y calma posibles irritaciones. Para su preparación necesitas fundir medio kilo de vaselina con 50 gramos de rizoma. Se cuece a fuego lento durante un cuarto de hora sin remover y se filtra con un tamiz. Es muy importante que la crema obtenida la guardes en un tarro oscuro para que conserve todas sus propiedades.

Además, debes saber que hay una serie de plantas que contienen hormonas de origen vegetal que también pueden ayudar a remediar este problema. La infusión de lúpulo, salvia y caléndula, mezcladas a partes iguales, y tomada dos veces al día, remediará el desequilibrio hormonal que produce este trastorno.

Y para terminar, una última recomendación. Echando un chorrito de vinagre de sidra en el agua del baño se mantiene el PH de la vagina y se previenen las infecciones e irritaciones que suelen afectarla. Prueba y no dejes que la menopausia te amargue la vida.

Longevidad: En busca del elixir de la eterna juventud

Años y años buscando el ansiado elixir de la eterna juventud y resulta que el único secreto para vivir más años es… ¡alimentarse bien! Cuentan los más mayores que tomando un diente de ajo se vivía más y mejor. Y es verdad que en muchos casos las personas con las que hemos tenido oportunidad de hablar han llegado a centenarios.

Y es que el ajo previene muchas enfermedades que afectan a la tercera edad, como pueden ser el colesterol, la hipertensión, la diabetes y, además, fortalece el cuerpo contra las infecciones. Pocos son los valientes que se atreven a comer un diente de ajo en ayunas, por lo que resulta mucho más recomendable hacerlo en forma de perlas. Dos unidades resultan igualmente eficaces y menos olorosas.

También el tomillo es una planta con fama de retrasar el proceso de envejecimiento, además de mantener la vitalidad y proteger de las enfermedades. Prepara una infusión echando una cucharada de tomillo en una taza de agua caliente. Deja reposar durante diez minutos y filtra. Toma dos o tres tazas al día.

Por último, os vamos a hablar de la avena. Si se consume con regularidad, aumenta el vigor y combate enfermedades como el insomnio y el colesterol. Toma dos cucharadas de copos de avena integral al día y lo podrás comprobar por tí mismo. ¡Palabra de aromasdesalud!

¿Sabías que el papel de fumar es bueno para curar cortes o rasguños?

Hoy en aromasdesalud vamos a hablar de algo tan sencillo y cotidiano como los cortes o rasguños. Algo que está a la orden del día y que nos puede pasar en cualquier momento: en el trabajo con un triste folio, en la cocina cortando algún alimento o con un inoportuno cristal que alguien olvidó en el suelo. Os vamos a dar algunos remedios tan prácticos como sorprendentes.

El primero de ellos es aplicar papel de fumar sobre la herida o rasguño. Aunque no os lo podáis creer es una tirita de tanta eficacia que, a no ser que el corte sea muy profundo y allá que acudir al médico a que te den puntos de sutur, cierra rápidamente la herida.

Otro truco, que ya utilizaban los más mayores era mezclar la miga tierna de pan con leche caliente y una yema de huevo, haciendo una especie de cataplasma, que se aplicaban sobre la parte afectada y renovaban cada vez que se secaba.

En cualquier caso, no hay que olvidar que ante cualquier corte o rasguño, lo primero que hay que hacer es lavarlo muy bien para evitar posibles infecciones. Para ello, además del clásico aclarado con agua y jabón, os damos otro remedio, que consiste en una infusión concentrada de salvia y tomillo, a partes iguales. Después, si no queréis que quede marca, podéis acudir a aceites esenciales tan regenerantes como la caléndula o el árbol del té. La sensación será como si ahí no hubiera pasado nada.

Remedio práctico contra las dolorosas ampollas

Durante cualquier época del año, pero especialmente en estas fiestas, las mujeres solemos utilizar zapatos de tacones imposibles y que, después de muchas horas sin quitarlos, porque hay que aguantarlos durantes las cenas y comidas navideñas, nos dejan los piel literalmente hechos polvo y en la mayoría de los casos unas pocas y dolorosas ampollas.

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, las ampollas nunca deben reventarse ni aun con alfileres pasados por una llama, ya que si se abre la ampolla, la piel afectada queda mucho más expuesta a posibles infecciones. El mejor remedio para ello es cubrirlas durante el día para que no se revienten o se infecten y por la noche destaparlas para que se sequen. También es recomendable cambiar la gasa cada 12 horas.

Aunque las ampollas pueden cubrirse sólo con una gasa o tirita, hay algunos remedios prácticos, como poner sobre la herida un trocito de col hervida en leche o un trozo de zanahoria recién rallada.

Otro truco efectivo, que ya utilizaban nuestras abuelas para luchar contra las ampollas es guardar los huesos de melocotón y hervir uno durante cinco minutos. Se deja enfriar un poco el agua. Cuando está tibia se echa sobre la herida. ¡Qué alivio!

Las ampollas suelen salir después de largas caminatas o a causa del calzado