Posts Tagged ‘legumbres’

¡Mi niño no me come!

Aprender a comer bien desde la infancia es básico para evitar luego algunos problemas de mayores, como es el caso de la obesidad y otras dolencias que sufren los adultos. Además, los niños cada vez llevan una vida más sedentaria,  por lo que tampoco está de más intentar motivarles para que no estén todo el día con el ordenador, la tele o la consola.

Hoy os vamos a dar algunos consejos sobre alimentación infantil que esperamos que sean útiles. El primero de ellos es que hay que enseñar a comer de todo. Una alimentación variada es fundamental en el crecimiento, desarrollo y futura salud de los más pequeños.

Y con ellos también aplica ese dicho de “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”. Es mejor que cojan las buenas costumbres desde niños.

Si tus hijos son de los que pasan horas mirando el plato sin ganas de hincarle el diente, en primer lugar debes intentar hacerlos variados y creativos, de manera que le entre por los ojos. Fundamental que no dejes que te “chantajeen”; es decir, no cedas siempre a sus gustos o tendrás la batalla perdida.

No olvides que las frutas y ensaladas deben ser habituales en la alimentación de los más pequeños y que para que las consuman debes predicar con el ejemplo.

Evita que coman chucherías entre horas y las comidas rápidas, eso sí les gusta y es poco sano. Por último deciros que la dieta mediterránea es perfecta para ayudarles a crecer sano. Así que en tu mesa no pueden faltar pescados, legumbres, cereales, pan, frutas, yogures o frutos secos.

comida-1

Anuncios

Estoy por los suelos

La hipotensión no es un trastorno grave, pero sus síntomas resultan molestos. Por este motivo, a continuación os vamos a dar una serie de sugerencias que ayuden a mejorar tu salud si es tu caso.

De siempre se ha dicho que tener la tensión baja es un seguro de vida, y no le falta razón, pero los mareos, cansancio o dolor de cabeza que acarrean resultan de lo más incómodos.

Un buen aliado de los hipotensos es la artemisa tomada en infusión, que se puede mezclar también con cardo, mariano y salvia. No está demás tener un buen puñado de frutos secos a mano. Las almendras, las nueces y las pipas ayudan a encontrarse mejor.

En tu dieta tampoco deben faltar las legumbres y los cereales integrales, que te ayudarán a superar los mareos y dolores de cabeza típicos de este trastorno.

Por un colon sano

Llega un momento en que las toxinas son tan numerosas que el organismo es incapaz de eliminarlas en su totalidad. El colon es un de los órganos más perjudicados por ello. Por este motivo os recomendamos limpiar el cuerpo periódicamente dedicando un día al mes a comer únicamente frutas y verduras.

Sin embargo, antes de recurrir a la drástica solución del ayuno, podemos mantener nuestro colon sano comiendo a diario una mayor cantidad de productos frescos, en especial frutas y verduras.

También resulta eficaz sustituir el pan blanco por el integral y aumentar toda clase de cereales y legumbres. Un buen remedio es hacerse infusiones de alfalfa, que es mucho más que forraje. Se trata de una planta depuradora que ayuda al colon a realizar su trabajo.

Puedes comer la alfalfa fresca, libre de pesticidas, directamente, añadiéndola en tus ensaladas. ¡Te sorprenderá su sabor!

Además, si los músculos del colon son débiles y, como consecuencia, sufres estreñimiento crónico, la cáscara sagrada te puede echar una mano. Se trata de la corteza de un arbusto que, tomada en infusión, es un auténtico regalo para nuestro organismo. ¡Te sentirás como un rey!

Más verduras frescas, más ácido fólico

No sólo de hierro se nutre la sangre. Hay otro componente, crucial sobre todo para la mujer, que tiene tanta o más importancia: el ácido fólico. Tener unos niveles de ácido fólico antes y durante el embarazo resulta imprescindible para dar a luz un bebé sano.

A este ácido se le llama fólico porque proviene, principalmente, de las hojas de las plantas. Muchos desconocen la existencia de este componente, pero saben que lo más sano para una mujer embarazada o que quisiera estarlo, era comer verdura a diario.

Las hojas verdes, como las espinacas, la lechuga o las acelgas son una buena provisión. Es muy importante que estas verduras se consuman crudas o poco hechas, ya que el ácido fólico se destruye en la cocción.

Además de los alimentos anteriormente citados, no olvides incluir en tu dieta otros como la levadura de cerveza, las legumbres y los frutos secos, que constituyen una inagotable fuente de este componente.

El ácido fólico también se encuentra en las hierbas ricas en hierro. La ortiga muerta, la milenrama, la genciana y la centaura son algunas de ellas. Haz un tisana mezclando todas ellas y toma dos tazas al día.

Por último os recomendamos tomarlo a temporadas y evitar, sobre todo, si se tiene gastritis.

Garbanzos contra la amenorrea

Aunque la amenorrea es un trastorno que debe ser vigilado por el médico, por si esconde males mayores, siempre puede tratarse de forma complementaria con los remedios populares, que esconden tanta sabiduría.

Dicen esos remedios que cuando a una mujer que había vivido una situación de estrés, angustia o depresión no le bajaba la regla, lo que debía de hacer era abusar de los garbanzos (sí, como estáis leyendo), ya que estas legumbres, además de ser muy beneficiosas para el organismo, incitan a la menstruación.

La misma propiedad tienen las chufas, y pueden consumirse tantas como se quiera. Comer este producto es la mejor forma de solucionar el problema de las mujeres que padecen faltas de regla ante las situaciones antes mencionadas, pero a falta de chufas también es recomendable beber a menudo vasos de horchata.

Otro buen remedio es el cilantro. Prepara una maceración de esta especia en vino tinto para regular los ciclos menstruales, aunque no debe tomarse en caso de tener reglas muy abundantes. Toma una cucharada diaria de este vino y notarás los resultados.