Posts Tagged ‘manzana’

Apaga el fuego (estomacal)

indigestione

Después de una gran comilona o algún exceso gastronómico, el cuerpo suele pasar factura en forma de acidez estomacal o ardor de estómago, mal que también es frecuente si no se come durante mucho tiempo o con la obesidad o el embarazo. Sigue leyendo

La manzana de Eva

La manzana, esa fruta prohibida que Eva probó y condenó para siempre a la Humanidad, es un auténtico tesoro para el organismo, con múltiples cualidades para todo tipo de dolencias, desde las estomacales hasta las musculares.

Hoy os vamos a contar algunas de ellas. La primera de ellas es que puede ser tanto astrigente como laxante. Ayuda a mantener el intestino en buenas condiciones. Si se comen crudas y con piel, especialmente en ayunas, tienen un efecto laxante por su contenido en fibras, azufre y fructosa, pero también la pectina tiene la propiedad de retener agua por eso, en caso de diarrea, hace más lento el tránsito intestinal.

Además, hay que resaltar que después del membrillo es una de las frutas más ricas en taninos, sustancias que tienen la propiedad de secar y desinflamar la mucosa intestinal. Los taninos aparecen cuando se oscurece la pulpa por lo tanto para que sea más eficaz como astringente conviene rallarla.

Y seguro que no es la primera vez que oís que comer manzana es buena para mantener los dientes sanos. Pues hay algo de cierto porque dadas sus propiedades bactericidas limpia la boca de bacterias nocivas, pero no hay que olvidar que también tiene ácidos y azúcares que deterioran la placa, así que no debe sustituir al cepillo de dientes.

Sí es importante comer una manzana con piel a bocados para mantener en forma la musculatura maxilar y fortalecer las encías que con las dietas de comidas muy elaboradas y ricas en azúcares se van debilitando.
Por último, y aunque tiene muchísimas más propiedades, os diremos que es un alimento idóneo para personas con hipertensión, ya que ayuda a rebajarla, y también sedante, por su alto contenido en fósforo, lo que ayudará a dormir mejor.

Manzanas para prevenir las arrugas

Las arrugas, ese problema que trae de cabeza a las mujeres a partir de una determinada edad. En muchos casos se recurren a tratamientos y cremas carísimas para su prevención o desaparición, pero la mayoría desconoce que hay remedios caseros que consiguen iguales o mejores resultados y que no tienen coste excesivo.

Un claro ejemplo de ello es la manzana, esa fruta que está en los mercados durante todo el año, además de ser un alimento rico y sano, tiene otras muchas utilidades, entre ellas el de tratamiento de belleza.

Para prevenir la aparición de arrugas, y más ahora, en verano, cuando el sol daña la piel si no se protege convenientemente, sólo hay que coger una manzana, exprimir su jugo fresco y extenderlo bien por la cara y el cuello, hasta dejarlo secar. Para que sea efectivo hay que hacerlo una vez a la semana. Los resultados se comienzan a notar enseguida.

La manzana, además, es un buen fortalecedor para las encías. De hecho, expertos odontólogos recomiendan comer manzanas crudas para lograr este efecto. Además, ayuda a blanquear los dientes y mejora el mal aliento.

Pero no acaban aquí las virtudes de esta rica fruta, porque su zumo (mejor recién exprimido para que no pierda propiedades), es rico en hierro, por lo que los médicos lo aconsejan para las mujeres embarazadas y para todas aquellas personas que tiene tendencia a tener anemia.

Trucos para unas convalecencias cortas

Después de pasar por una enfermedad, no es extraño que nos hayamos quedado “para el arrastre”. Nuestro cuerpo ha estado librando una dura batalla y ahora necesita un merecido descanso. Para acelerar la recuperación, apúntate estos remedios.

La avena es un alimento tonificante que nos dará la energía y el ánimo que necesitamos. Prepara un delicioso desayuno mezclando en un bol cuatro cucharadas de copos de avena, una de zumo de limón, medio yogur natural, una cucharadita de miel, una manzana rallada y unas cuantas nueces.

Este completo desayuno es la mejor forma de empezar el día. Además, os queremos recordar que no hay ser vivo y laborioso que las abejas. Si te gustaría obtener su inagotable energía, consume a diario cualquiera de los productos que “fabrican”.

Durante las convalecencias, el más aconsejable, por su alta concentración, es la jalea real. Toma a diario este eficaz complemento dietético y te sentirás mucho mejor.

Además, los batidos de fresa te ayudarán a recuperarte antes y mejor. El de manzana, melón y plátano tomado a diario es una bomba nutritiva. Y por si fuera poco tiene un sabor delicioso. ¿A qué ya os encontráis un poco mejor?

Embarazo sin náuseas

Cuando se está en estado de “buena esperanza”, la alimentación juega un papel importantísimo. Para prevenir las típicas náuseas del embarazo, os recomendamos tranquilidad y buenos alimentos. ¡Sigue su consejo!

Por la mañana, no te levantes de la cama de un salto. Lo más probable es que, acto seguido, tengas que ir corriendo al lavabo. Lo mejor es desperezarse a gusto durante unos minutos y levantarse lentamente.

Un buen truco para evitar los mareos es comer dos o tres piezas de fruta en ayunas. Las mejores son la pera, la piña natural, la manzana y la uva.

Si durante el día, algo muy frecuente en las embarazadas, determinados olores y sabores te hacen arrugar la nariz, ten siempre a mano una bolsita de frutos secos para ir picando entre horas.

Con el estómago lleno te resultará mucho más fácil llevar las náuseas. También es importante evitar los fritos y las comidas excesivamente grasas o muy condimentadas.

Después de cada comida, no es mala idea tomar una tisana digestiva para asentar el estómago. La más recomendada para el embarazo es la de manzanilla y hojas de frambueso.

Añade una cucharadita de cada una de estas hierbas en una taza de agua hirviendo y tómala a pequeños sorbos. La espera se hará mucho más dulce.

Piel de porcelana

Un cutis de piel blanca, fina y sin rojeces es más fácil de conseguir de lo que te imaginas. Sólo hay que realizar una serie de sencillos trucos caseros que a continuación te vamos a dar.

Para prevenir (ya sabes que siempre es mejor prevenir que curar) la formación de esos pequeños capilares rotos y eliminar los ya existentes, os recomendamos tomar a diario zumos caseros de frutas -preferentemente de naranja, pera, manzana o melocotón-.

No tan agradables, pero igual o más efectivos son los jugos vegetales de col, espinacas, berros o tomates. Todos estos alimentos, tanto frutas como verduras, tienen las vitaminas necesarias para conseguir unos capilares fuertes. El zumo de berro, además, se puede aplicar directamente sobre la piel.

Si tienes el rostro especialmente enrojecido, no lo dudes, pásate un algodón empapado en zumo de acelga licuada y mezclada con un poco de agua. Aunque parezca mentira, este jugo aliviará el problema en poco tiempo.

Otro sencillo truco es aplicarte una vez a la semana una mascarilla que realizarás mezclando una cucharadita de huevo batido y la misma cantidad de levadura de cerveza, germen de trigo y aceite de germen de trigo. Aplica y deja que actúe durante quince minutos.

Como una sílfide

Cuando llega el momento de subirnos a la báscula y comprobamos que, después de tanto sacrificio, no hemos adelgazado ni 100 gramos nos entran ganas de olvidarnos por siempre de las dietas. Si este es tu caso, estos sencillos trucos te pueden servir.

Cuando hagas alcachofas, no tires las hojas duras que solemos deshechar. La infusión realizada con ellas son un potente diurético que te ayudará a perder centímetros de las zonas más comprometidas (como cadera, barriga o piernas).

Lo mismo podemos decir del tronco de la alcachofa. Cortado a trozos y hervido es tan delicioso que el corazón de esta flor y, además, tiene virtudes adelgazantes. Muy importante: evita la alcalchofa si estás dando el pecho, ya que puede dar mal sabor a la leche.

Otro consejo que os damos que es que nada más sentarte a la mesa, antes de empezar a comer, llenes tu estómago con un zumo de frutas casero (de naranja, pomelo, manzana). Te dará sensación de saciedad y te ayudará a controlar el hambre y comer menos.

Si quieres también eliminar la celulitis toma abedul. Tres tazas al día de una infusión con esta planta consiguen eliminar las toxinas que “alimentan” la temida piel de naranja. Hazme caso y este verano presume de figura.