Posts Tagged ‘mareos’

Deja de marear (trucos contra el malestar en los viajes en coche)

mareos-viajes

Para algunas personas sólo oír la palabra viaje hace que se les revuelva el estómago. De hecho, muchas de ellas prefieren renunciar a hacer el traslado que pasar un mal rato por los dichosos mareos (que casi todos pensamos que son psicológicos).

Sigue leyendo

No me marees (remedios prácticos para evitarlos)

mareo

Los mareos son un mal de salud relativamente frecuente. Se pueden manifestar con diversas sintomatologías, como el sentir que todo gira alrededor, pérdida de equilibrio, desmayos, vómitos… Hay múltiples factores que pueden provocarlos, desde una bajada de tensión o azúcar hasta el consumo de algunos medicamentos, pasando por problemas cervicales o de oídos o la falta de alimentación. Sigue leyendo

Disfruta a tope de una buena sauna

Está muy de moda en la actualidad la sauna, pero muchas personas aún desconocen la antigüedad de este baño. Los países nordicos practican este rito desde hace muchos años, y por regla general con una periodicidad semanal, con lo que se ha transformado en un elemento integrante de su vida cotidiana.

Se ha de realizar en una cabaña (las hay de tamaño adaptado a gimnasios y casas particulares) cuyo ambiente ha de estar muy caldeado, a fin de favorecer la transpiración.

Lo fundamental es provocar la citada transpiración, lo que se logra por medio de una atmósfera húmeda lograda al echar agua sobre unas piedras calientes. Al mismo tiempo, y a fin de aumentar la excitación de la piel y la circulación de la sangre, es recomendable hacerse pequeños masajes, logrando, también, una sedación del sistema nervioso.

Es muy importante no tener prisa, abstenerse de todo movimiento inútil, así como tomar el baño estando completamente desnudo.

El ritmo y progresión es el siguiente: Transpiración por calor húmedo a una temperatura que oscila entre los 60 y 90 grados. Echar agua sobre las piedras calientes. Masaje. Lavado del cuerpo. Renovación del vapor al echar nuevamente agua sobre las piedras. Ducha, baño fríos (cuanto menor sea la temperatura mejor). Descanso en relajación completa durante 10-15 minutos.

Es muy importante después reponer fuerzas con una comida ligera para evitar bajadas de tensión o mareos.

 

Estoy por los suelos

La hipotensión no es un trastorno grave, pero sus síntomas resultan molestos. Por este motivo, a continuación os vamos a dar una serie de sugerencias que ayuden a mejorar tu salud si es tu caso.

De siempre se ha dicho que tener la tensión baja es un seguro de vida, y no le falta razón, pero los mareos, cansancio o dolor de cabeza que acarrean resultan de lo más incómodos.

Un buen aliado de los hipotensos es la artemisa tomada en infusión, que se puede mezclar también con cardo, mariano y salvia. No está demás tener un buen puñado de frutos secos a mano. Las almendras, las nueces y las pipas ayudan a encontrarse mejor.

En tu dieta tampoco deben faltar las legumbres y los cereales integrales, que te ayudarán a superar los mareos y dolores de cabeza típicos de este trastorno.

Combate la hipotensión

Aunque tener la tensión baja no acarrea tantas complicaciones como sufrir de tensión arterial alta, también debe tenerse muy en cuenta, ya que puede provocar mareos, desfallecimientos… o bien ser el síntoma de un problema de mayor gravedad.

Uno de los remedios más utilizados desde siempre para reanimar a alguien que había sufrido una bajada de tensión es dar a tomar al doliente un café, a ser posible recién tostado, con unas gotas de licores varios, como el coñac. Es una solución poco recomendable por contener alcohol.

Por esto también os damos otros consejos como tomar una infusión de nuez de cola que, aunque contiene cafeína, resulta más suave que el café.

Además de esta tisana, es recomendable que quienes siempre tienen la tensión muy baja, algo sumamente prohibido para los que sufren hipertensión: comer productos salados. Esto conlleva incluir en su dieta alimentos como el bacalao o los frutos secos, aunque tampoco conviene abusar de ellos.

La tensión baja también se combate tomando una cucharada de miel en ayunas cada mañana. Tiene unos efectos muy beneficiosos para todo.

Insolaciones y remedios prácticos

Los excesos nunca son buenos y menos los de sol. Antaño, las mujeres se protegían del astro rey con grandes sombreros y sabían perfectamente lo que tenían que hacer cuando alguien se presentaba con una insolación y lo que conlleva: dolor de cabeza, mareo, tiritona, pulso alterado…

Aquí os dejamos algunos consejos para aliviar los molestos síntomas. Primero hay que  colocar al afectado en un lugar fresco, y tratarlo con una infusión de menta que dejamos enfriar, obviamente, antes de utilizar. Prepara una gran cantidad de esta tisana con hojas de menta (fresca si es posible) y cuando esté bien fría empapa varios paños de fibra natural.

Colócalos sobre la frente, la nuca y el pecho del afectado. Tan pronto como el paño se caliente, vuelve a mojarlos en el agua de menta y pónselos de nuevo al enfermo.

Otro truco sencillo y casero consiste para el insolado consiste en friccionar durante un par de minutos sus pies con alcohol de romero, que ahora puede encontrarse en cualquier tienda especializada, pero que también se hace en casa.

Por último, para las personas muy aficionadas a tomar el sol, os dejamos un buen consejo: cubriros la cabeza siempre con un sombrero o pañuelo bajo el cual conviene ponerse una hoja de col mojada. Y ahora ¡disfruta del verano y del bronceado!