Posts Tagged ‘miel’

Miel y clara de huevo contra la flacidez en el cuello

Uno de los problemas que más preocupan a las mujeres es la flacidez, tanto en el rostro como en el resto del cuerpo. Sin duda, el cuello y la cara son las zonas que suelen sufrir más este antiestético problema, especialmente a partir de una determinada edad y con los cambios bruscos de peso.

Hoy os vamos a dar un truco sencillo, barato y eficaz para que desaparezca esa molesta papada que tanto afea. Para ello sólo necesitáis una cucharada de miel y una clara de huevo. Se hace una mezcla con ambos productos y se extienden sobre la zona con movimientos ascendentes hacia la cara. Se deja actuar unos 20 minutos y se aclara con agua fría.

No olvidéis que hay que ser constante con cualquier tratamiento para que sea efectivo, así que repetidlo por lo menos veces a la semana.

Anuncios

Exfolia tu piel con remedios caseros y económicos

Para conservar una piel bonita, tersa, sin manchas, granos y otras impurezas, es fundamental realizar una exfoliación de vez en cuando (una al mes está bien). Hoy os vamos a dar una fórmula tan sencilla como económica, y que podéis realizar en casa en cualquier momento.

Sólo necesitáis una taza de sal marina, media de aceite de oliva, una cucharada de miel y, si te apetece, unas gotas de tu esencia favorita, que le pondrá un toque personal a esta mezcla.

Una vez que esté todo bien compacto, se echa en un tarro y ya puedes aplicarlo sobre la piel con pequeños masajes circulares que harán que penetre con mayor facilidad. Déjalo que actúe alrededor de un cuarto de hora (si es un poco más no pasa nada) y retirála.

Luego sólo tienes que ponerte una buena hidratante, que dejará tu piel perfecta, suave y lisa. Además, si eres regular con este truco casero, eliminarás las células muertas y cuando llegue la hora de exponerte al sol el bronceado te cogerá de una forma más rápida y con un color mucho más bonito. ¡Pruébalo!

¡No te cortes!

Los cortes y raspaduras son heridas en la piel que son inevitables en el curso de la vida, pueden ser dolorosas, interfiriendo con el movimiento y las actividades. Los cortes pueden sangrar mucho, especialmente si están en la cabeza, cara, manos, boca o pies, donde hay muchos vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel.

Pueden llegar a infectarse, especialmente si son en la cara, dedos y manos. Estas son lesiones muy comunes y los remedios caseros para cortes que hoy os dejamos pueden ser muy útiles. No dudéis ni un segundo en utilizarlos.

Lo primero de todo es detener el sangrado, aplicando presión en el área con un paño limpio o un papel. Si es posible, eleva la herida por encima del corazón para disminuir el flujo sanguíneo. No uses un torniquete ya que corta la circulación.

Mucha gente utiliza tintura de yodo para pequeños cortes y contusiones. El yodo mata las bacterias y los virus con eficacia, además de producir menos escozor al contacto con la piel que el alcohol o el agua oxigenada.

Es fundamental una buena higiene  en la zona donde hemos sufrido la lesión. Para prevenir la infección, quita el vendaje y lava la herida todos los días con agua y jabón y luego coloca un vendaje limpio.

Si no tienes acceso inmediato a agua y jabón, lamer puede ayudar a eliminar contaminantes de la superficie ya que la saliva tiene ciertos agentes antibacterianos. La saliva, sin embargo, también contiene una amplia variedad de bacterias que pueden causar infección si entra en una herida abierta. Asegúrate de lavarte con agua y jabón tan pronto como sea posible.

Y como para casi todo lo relacionado con la buena salud, no podía faltar la miel, que deshidrata la bacteria en una herida. Coloca la miel en una gasa estéril y aplica directamente al área de la herida limpia.

Recuerda que debes tratar las heridas y los cortes inmediatamente antes de que se infecte. Antes de probar cualquiera de estos remedios caseros, limpia la herida con jabón y agua y elimina la suciedad de la herida.

Manos blancas y sin manchas

Es cierto que con el paso de los años la piel cambia. Comienzan a aparecer arrugas, manchas o flacidez. Si bien es cierto que en el rostro y el cuello solemos utilizar muchas cremas para evitarlas, las manos es algo que se descuida algo más.

Las manchas en esta parte del cuerpo, además de por la edad, suelen aparecer por otros factores, como las exposiciones al sol y se muestran en forma de pequeñas pecas.

Para evitarlas o mejorarlas te recomendamos que hagas una exfoliación semanal con una cucharada de miel, otra de azúcar y unas gotas de aceite (bien esenciales o del de cocina). Pásala por el dorso de las manos y haz unos leves movimientos rotatorios. De este modo lograrás retiras las células muertas y renovar los tejidos.

Otro remedio muy práctico es aplicar limón sobre cada una de las manchitas, mientras que el polvo de nácar te ayudará a disimularlas, aunque no a que desaparezcan.

En cualquier caso, como es mejor prevenir que curar, no olvides echarte un buen protector solar tanto en la cara como el las manos y evitarás que las manchas sigan creciendo.

Crema casera antiestrías

Las estrías es la piel pueden aparecer por varias causas. El paso de niña a mujer, una pérdida de peso o un embarazo pueden dejar estas marcas cutáneas tan antiestéticas. Para prevenirlas, lo mejor es mantener la piel hidratada y elástica.

Por este motivo hoy os queremos dar una receta de crema casera para ayudar a mantenerla siempre así, lisa, firme y tersa. Para prepararla se necesita una cucharada de flores de manzanilla, una taza de agua, dos yemas de huevo, una zanahoria y una cucharada de miel.

En primer lugar hay que añadir las flores de manzanilla en agua hirviendo y filtrar cuando esté tibia. Después se ralla la zanahoria lo mas finamente posible y se mezclan con las yemas y la miel hasta lograr una masa consistente. Por último se añade la infusión de manzanilla necesario para obtener una crema.

Lentejas para ir “como un reloj’

El sedentarismo y una alimentación no del todo sana  son los culpables, entre otros factores,  del estreñimiento. Antaño, cuando los potajes y verduras eran el pan nuestro de cada día, este mal afectaba sólo a unas pocas personas.

El abuso que en la actualidad se hace de los productos refinados han cambiado las cosas y ahora es un problema cada vez más extendido. La solución más rápida es echar mano de un laxante químico, pero como aquí nos gusta darte remedios naturales, te diremos que la mejor manera de recuperar tu regularidad intestinal es con unos buenos guisos de lentejas y garbanzos para comer y verduras para cenar.

Además, las legumbres cocinadas sin grasas no engordan tanto como creemos y resultan perfectas para combatir el estreñimiento. Pero no conviene olvidar que el momento más importante del día para luchar contra ello es a primera hora de la mañana. Este desayuno laxante te irá de maravilla.

Se trata de mezclar dos puñados de cereales integrales, una cucharada de semillas de lino, un yogur natural o el zumo de un kiwi y una cucharadita de miel. Tómalo tranquilamente, masticando bien, y acompañado por una infusión de efectos laxantes, como la de diente de león, jenjibre, mundillo o regaliz, y pronto notarás el efecto.

Te veo venir… albaricoque

El albaricoque resulta muy beneficioso para la vista por su gran contenido en vitamina A. Ante cualquier trastorno relacionado con la visión o para aumentar la agudeza visual, ya desde hace muchos años aconsejan realizar esta sana y facilísima cura.

Consiste simplemente en comer 300 gramos de albaricoques fresco al día durante dos semanas. Repite esta cura durante dos semanas y… ¡verás que vista!

Además, si últimamente andas algo desganado, regálate un nutritivo desayuno a base de orejones o, lo que es lo mismo, albaricoques secos. Consiste en remojar en agua durante algunas horas los orejones y cocerlos después con miel.

Obtendrás una deliciosa compota que, además de resultar muy nutritiva y energética, te abrirá el apetito para todo el día. Se trata de un remedio muy recomendable para los niños.

También si has sufrido una fuerte anemia o hemorragia es más fácil recuperar fuerzas comiendo muchos albaricoques. Te ayudarán a sentirte mejor día a día.

Pero además de saludable, el albaricoque es también un gran aliado de belleza, ya que es una fruta muy rica en betacarotenos, unos nutrientes que, entre otros muchos beneficios para el organismo, dan un atractivo toque dorado a la piel.

Si estás pálida o deseas potenciar tu bronceado todavía más, come tres albaricoques al día. De esta manera obtendrás la cantidad justa de betacarotenos que tu piel necesita para tostarse de forma natural.

Y siguiendo con trucos para estar más guapas, os recomendamos el aceite de albaricoque, un producto cosmético que ya nuestras abuelas utilizaban para embellecer su ojos. Puedes encontrarlo en herbolarios o hacerla tú misma.

Mezcla tres cucharadas de este aceite con dos de cera de miel. Remueve bien y, cuando esté tibio, aplícalo con la yema de los dedos sobre los ojos cerrados. Estírate y deja que actúe durante un cuarto de hora. Es mejor si estás bien relajada. Una vez pasado ese tiempo, retira con agua tibia y notarás los resultados.