Posts Tagged ‘retención de líquidos’

¡Fuera líquidos! (fresas para eliminar la retención)

barriga

Cuando a nuestro organismo le da por retener líquidos nos sentimos hinchados, como un globo a punto de explotar. En estos casos también hay remedios caseros que pueden hacernos sentir mejor. Por ejemplo, beber agua a palo seco en cantidades industriales no es demasiado agradable, pero si sustituimos el agua por zumo de fresas (natural), la cosa cambia. Sigue leyendo

¡Que no te pesen los años!

Cuando las personas llegan a una determinada edad comienzan a sufrir algunos molestos síntomas que a veces pensamos que no se pueden prevenir o curar, cuando justamente es lo contrario.

Una de las cosas que más cuesta a medida que se van cumpliendo años es perder peso, debido especialmente a la falta de ácidos grasos esenciales y vitamina A. Si quieres ayudar a tu organismo a adelgazar consume semillas de linaza, zanahoria o salmón.

También es habitual que se retengan más líquidos lo que favorece la inflamación de las articulaciones y provoca un gran malestar. Se debe a un desequilibrio entre potasio, fósforo y sodio, que podremos obtenerlo del agua de coco, las aceitunas, durazno, ciruela, higo, almendras, nueces, acelgas o cilantro.

Aunque suene raro, la falta de cromo nos hace sentir la necesidad de consumir más dulces, súplelos por cereales integrales, nueces, centeno, plátano, espinaca y zanahoria.

Si el problema son los calambres y los dolores de cabeza, hazte revisar los niveles de potasio y magnesio. Incluye en tu dieta plátano, cebada, maiz, acerolas, naranjas, tomates y agua y notarás los resultados.

Y recuerda, no pesan ni los años ni los kilos, todo es cuestión de cuidarse un poco cada día.

 

 

¿Te duele la garganta? ¡Toma piña!

La piña, esa fruta tropical de aspecto tan llamativo y que podemos encontrar en cualquier época del año en los supermercados, es muy beneficiosa para tratar la afonía y el dolor de garganta por sus propiedades como desinfectante de los tejidos blandos.

Si te cuesta mucho hacer gárgaras con otras frutas de sabor más ácido, como el limón, verás qué fácil y agradable será realizarlas con jugo de piña. Si lo prefieres, puedes simplemente beber el zumo licuado de esta fruta.

Además, no debes olvidar otras cualidades de este sano alimento, muy recomendable para las dietas, ya que posee un potente efecto diurético, que ayuda a eliminar líquidos y ayuda a bajar de peso.

Por este motivo es más recomendable comerla en el desayuno, ya que es una gran fuente de vitamina C  con muy poca cantidad de grasa y sodio y nada de colesterol. Y también ayuda a que los huesos se mantengan sanos. ¿Qué más se puede pedir?

Infusiones para adelgazar

Después de unas vacaciones en las que casi seguro habremos cometido algún exceso gastronómico y tendremos algún kilo de más en nuestro cuerpo, hoy os queremos recomendar algunas infusiones que, junto con una dieta adecuada (fundamental), os ayudarán a volver a mantener la línea.

La primera de ellas es el mate, una planta muy utilizada en algunos países de Hispanoamérica, que reúne tres cualidades que la hacen única: es diurética, un laxante natural y, además, ayuda a quemar calorías. También tomarlo antes de cada comida ayuda a reducir el apetito. Lo mejor de todo es que ayuda a subir el ánimo y es un excelente reconstituyente.

La cola de caballo también tiene un gran poder diurético, por lo que evita la hinchazón propia de la retención de líquidos. Es bueno tomar dos infusiones diarias preparadas con dos cucharaditas de hierba seca por taza de agua hirviendo.

El fucus, este vegetal marino, es también un poderoso saciante, y por esta razón, reduce el apetito. Además de dificultar la absorción de grasas y combatir la celulitis, es muy rico en fibra, por lo que evita el estreñimiento. El yodo está presente en el fucus y favorece la combustión de los hidratos como el arroz, la patata o la posta.

Por último os recomendamos el glucomanano, una fibra vegetal que aumenta 100 veces su volumen al entrar en contacto con el agua. Es ideal para personas de gran apetito que no superan la sensación de “estómago vacío” y además actúa como un laxante suave.

Dale caña al potasio y evita la retención de líquidos

La retención de líquidos es esa frase que odiamos la mayoría de las mujeres, causante de que nuestra silueta vaya aumentando hacia los laterales sin comer realmente grandes cantidades (aunque de todo hay en la viña del Señor). Por eso desde aquí hoy os recomendamos que toméis potasio. Sus beneficios: mantiene la presión arterial, evita la retención de líquidos, interviene en la formación de las células sanguíneas, estimula la función muscular y la renal y contribuye a la salud de la piel.

Ahora llega la segunda parte. ¿Cómo consumo potasio? La respuesta es muy fácil. Hay alimentos al alcance de todos los bolsillos que son ricos en esta vitamina, como los dátiles, tamarindos, kiwis, cocos, ciruelas, pomelos, manzana, lechuga, calabacines, setas y alcachofas son los que más aportan.

Además, aunque ya es sabido por todos, beber dos litros de agua al día ayuda a eliminar líquidos y a equilibrar los niveles de sodio y potasio en el organismo de forma natural. Una macedonia con estas frutas, un plátano o una manzana son un buen tentempié y te ayudarán a equilibrar el potasio y a regular la temida retención.

No hay que ser químico para saber la fórmula mágica del potasio

Eliminar líquidos con fresas

Cuando a nuestro organismo retiene líquidos nos sentimos hinchados y con mal cuerpo. Es una sensación de globo que va a explotar. Para estos casos lo mejor es beber agua, mucha agua, pero a palo seco puede resultar demasiado cansino. Si el agua lo sustituimos por zumo de fresas la cosa cambia bastante.

Licua cuantas fresas quieras, filtra el zumo para eliminar los granitos y añade el agua. De esta manera conseguirás un zumo refrescante (mucho mejor en verano) y ligero. Además de eliminar líquidos te ayudará a desintoxicar el organismo. Lo ideal es beber un litro al día de esta preparación hasta que cese la hinchazón.

Las fresas ayudan a no retener líquidos en el cuerpo

Además de las fresas, hay otras verduras, como las judías verdes, los berros, los espárragos y el calabacín que combaten la retención de líquidos y hace perder peso. Se recomienda tomar alguna de ellas a diario, preferentemente durante la cena, y te sentirás mejor. También puedes aprovechar el caldo de la cocción y tomarlo antes de la comida para aumentar el efecto.