Posts Tagged ‘tomillo’

El elixir de la eterna juventud

Elixir-2

Años y años buscando el ansiado elixir de la eterna juventud y resulta que el único secreto para vivir más años es… ¡alimentarse bien! Cuentan los más mayores que tomando un diente de ajo se vivía más y mejor. Y es verdad que en muchos casos las personas con las que hemos tenido oportunidad de hablar han llegado a centenarios. Sigue leyendo

Saca la lengua (ideas para mantenerla limpia y sana)

lalenguadescarga

Aunque muchas veces no le demos importancia, la lengua es una de las partes que más debemos mirar en nuestro organismo. De hecho, su color nos puede alertar sobre enfermedades o trastornos, especialmente digestivos. Sigue leyendo

Remedios para frenar los catarros y los resfriados

Ahora que las bajas temperaturas se han metido de lleno y que también ha comenzado a llover con fuerza, es la época “ideal” para cogerte un incómodo catarro o resfriado, una de las enfermedades más comunes en esta época del año.

Por este motivo os queremos dar una serie de remedios caseros y naturales que ayuden a combatirlos o a mejorarlos, en el que caso de que los virus ya estén haciendo estragos en tu organismo.

Lo primero de todo, como es obvio, es abrigarte bien, protegiendo especialmente la zona de la garganta y el pecho y, por supuesto, descansar y dormir mucho para mejorar los dolores musculares que suelen acompañar a estas dolencias.

Además, tienes que reforzar tus defensas, algo que será fácil de lograr si tomas a diario un delicioso zumo de naranja natural, y no sólo para desayunar, sino como postre o a media tarde. Los puedes alternar con otros alimentos ricos en vitamina C, como la zanahoria o la manzana, exquisitos en forma de batido.

Pero si el catarro ya está ahí y tienes una molesta tos, te recomendamos que te apuntes al té de sáuco. Si es muy fuerte notarás mejoría con una infusión de hojas de tilo.

Si lo que tienes son grandes cantidades de mucosidad y flemas prepara una tisana de hojas de capuchina o de raíz de jenjibre, ambas con propiedades expectorantes. Te dejarán las fosas nasales despejadas.

Para los dolores musculares nada mejor que un baño con agua bien calentita y unas gotas de aceites esenciales o nuez moscada. Disfruta de este momento en la bañera durante 15 ó 20 minutos y verás qué diferencia.

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de los clásicos vahos, que puedes hacer con hierbas como el eucalipto, la menta, el tomillo, la melisa… una amplia variedad para dejarte como nueva.

Así que no lo dudes más,  plántale cara a los catarros y disfruta de todos los encantos que nos ofrece esta época otoñal.

Despídete de las molestias digestivas

Hay ciertas enfermedades asociadas al aparato digestivo que reaparecen en determinadas épocas del año y que se pueden aliviar utilizando plantas medicinales, sin necesidad de recurrir a tratamientos químicos.

Si padeces ardor de estómago, te recomendamos que prepares un combinado en el que debes mezclar a partes iguales tomillo, hipérico, ajenjo, melisa y raíz de valeriana en infusión durante unos 10 minutos. Pon cuatro cucharadas de la mezcla en un litro de agua y bebe una taza caliente por la mañana y otra por la noche.

En el caso de que hayas comido algo que te haya sentado mal o, simplemente, hayas cogido frío y tengas diarrea, te diremos que la betónica se considera desde hace mucho tiempo como un remedio excelentes contra esta dolencia y otras relaciones con el aparato digestivo.

Para prepararla, debes verter un cuarto de litro de agua hirviendo sobre una cucharadita llena de betónica y dejar que repose durante 15 minutos. Se cuela y se bebe. (Lo recomendable son dos o tres tazas diarias).

¿Sufres dolor de estómago? Pues apúntante a la manzanilla, que proporciona un alivio rápido y que además se recomienda en casos de gastritis crónica y úlcera. En estas situaciones hay que tomar una taza tres veces al día con el estómago vacío.

Para prepararla, vierte una taza de agua hirviendo sobre una o dos cucharaditas llenas de flores de manzanilla y cuélala diez minutos después.

Por último, si tu problema es la acidez nada mejor que el jugo de col, que podrás obtener con una licuadora. La mejor manera de aliviarla es tomar después de las comidas un poco de este líquido. Los eructos ácidos y los dolores desaparecerán con gran rapidez.

Plántale cara a las llagas

Aunque ahora hay muchos más recursos que antes y la medicina ha avanzado mucho, en numerosos hogares se siguen curando las llagas como lo hacían antaño. Para ello utilizaban una patata, un alimento que es habitual tener en casa.

Una de las causas frecuentes por las que suelen salir llagas es por tener la sangre “sucia”, por lo que es recomendable mantener una dieta y también aplicar una cataplasma de patata rallada. Y cuando ésta se seque, se pone otra de la misma forma. Así una y otra vez hasta que al final se cure.

Las personas que pasan mucho tiempo en la cama por enfermedad tienen más tendencia a sufrir llagas. Para mejorarlas, os recomendamos meter en una botella romero, salvia, flor de saúco y tomillo a partes iguales.

Estas hierbas se cubren después con el alcohol que admita la botella. Se deja reposar durante tres semanas, agitándola muy bien en días alternos. Cuando las hierbas ya hayan dejado toda su esencia, se cuelan y con este alcohol se dan fricciones al enfermo por todo el cuerpo. Mano de santo.

¡Me sangran las encías!

Aunque antaño lo de ir al dentista no era una práctica habitual como es hoy, los mayores siempre tenían un don especial para detectar cuándo las encías estaban enfermas.

Y como en todas las dolencias, conviene actuar rápido para que no se desarrollen problemas mayores. Ante unas encías inflamadas o sangrantes, nada mejor que frotarlas con hojas tiernas de llantén lavadas, al menos dos veces cada día y a conciencia. Eso sí, sin hacer movimientos bruscos.

Aparte de esta hierba, también pueden utilizarse las hojas de salvia bien lavadas, sin olvidarse de los eficaces enjuages bucales de tomillo y sal. Para ello deberás hacer una infusión con la planta y cuando hierva la dejas reposar siete minutos.

Se filtra y se le añade al agua una pizca de sal. Los enjuages deben hacerse tres al día para que sean más efectivos y mantenerlos mientras las encías no recuperen su buena salud.

Otra planta útil para este problema es la verdolaga, que tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias y que antaño se consumía como alimento. Se aconseja hacer enjuages.

¿Asma, quién dijo asma?

Sólo quienes la sufren saben lo molesta que puede resultar esta dolencia. Por este motivo hoy os vamos a dar algunos consejos para los asmáticos. Lo primero que necesitan es mucha tranquilidad, además de estos métodos caseros que valen, como dicen por ahí, “un potosí”.

El primero de ellos lo haremos a base de arándanos. Este delicioso fruto silvestre, que puede encontrarse fácilmente en zumo o mermelada, tiene la virtud de despejar los bronquios y aliviar los síntomas del asma.

Lo ideal sería cogerlos en el campo y tomarlos al llegar a casa, pero como es poco probable que tengas el lujo de contar con un campo de arándonos cerca de casa, lo mejor es adquirir un zumo en la tienda de dietética más próxima.

Además, si eres amante de las infusiones, te recomendamos esta tisana combinada, de gran eficacia contra esta molesta enfermedad. Consiste en mezclar a partes iguales, pulmonaria, tomillo, gordolobo, hinojo y tila. Alivia los síntomas de la dolencia y también ayuda a combatir el nerviosismo y el estrés.

Por último os recomendamos tomar a diario el caldo resultante de hervir rodajas de manzana. Os sentiréis mucho mejor.