Posts Tagged ‘vinagre’

Alivio rápido y casero contra los golpes

¿Te has dado un golpe y sientes un dolor casi insoportable? Aquí tienes un remedio casero y rápido para aliviarlo. Vas a necesitar un cuarto de litro de vino, 200 mililitros de vinagre y 50 gramos de perejil.

Calienta el vino y el vinagre, retirándolo antes de que rompa a hervir. Añade el perejil y deja que toda la mezcla repose durante unos quince minutos. Empapa un paño en el líquido bien caliente y aplícalo sobre la zona afectada. Notarás rápido como se calma la zona. ¡Prúebalo!

Anuncios

Ponle color a tu cabello con cebolla

Los tintes para dar color al cabello son algo relativamente reciente. Cuando, por ejemplo, Rita Hayworth puso de moda el pelo caoba, las mujeres no tenían al alcance esas lociones bien por falta de recursos económicos o bien porque no existían.

Entonces hubo que tirar de ingenio para teñirse el pelo, y para ello usaban los más variados productos naturales que os podáis imaginar. Para el pelo rojizo, la cebolla roja era uno de los ingredientes más utilizados.

Además de resultar beneficiosa para el cabello, le daba unos atractivos reflejos que le hacían sentirse mucho más guapas. Para lograrlo necesitas una cebolla roja, dos cucharadas de vinagre de sidra y medio litro de agua.

En primer lugar pela y pica la cebolla muy fina y añádele el vinagre. Después, echa el agua caliente y deja reposar durante 24 horas. Una vez pasado este tiempo, fíltralo y embotéllalo en un recipiente hermético.

Sólo tendrás que aclarar el cabello con el líquido después de lavarlo y volver a enjabonarlo para eliminar el olor y a presumir de reflejos rojizos.

Combate el hipo con vinagre

Si te encuentas con un molesto acceso de hipo imposible de controlar, echa unas gotas de vinagre en un terrón de azúcar y mantenlo en la lengua hasta que se deshaga. No te darás cuenta y el hipo habrá desaparecido.

Pero ésta no es la única virtud del vinagre.Y si no comprobad estos trucos. Muchas veces, la sequedad de las manos aparece como consecuencia del trabajo en casa. Para evitarlo, lava tus manos con agua y vinagre. Conseguirás que tu piel recupere su suavidad. Es un truca que ya utilizaban las mujeres que trabajaban en el campo.

También lo puedes utilizar para lucir un cabello sin canas. Hace tiempo, cuando no existían los productos cosméticos que hay en la actualidad, para mantener el pelo de su color, se lavaban el pelo y se echaban un buen chorro de vinagre, lo que les ayudaba a mantenerlo brillante y nada canoso.

Por último, os diremos que si os habéis dado un buen golpe y el dolor resulta insoportable, calienta vino y vinagre y retíralo antes de que rompa a hervir. Añade perejil y deja que repose un cuarto de hora. Empapa un paño en el líquido bien caliente y aplícalo sobre la zona afectada. Verás qué alivio.

Luce uñas fuertes y sanas

En la antigua China, los miembros de la clase alta dejaban crecer sus uñas de forma exagerada para demostrar que no realizaban ningún tipo de trabajo manual. Sin llegar a estos extremos, tú también puedes lucir unas uñas de mandarín con estos trucos, como siempre, naturales.

Ya nuestros mayores tenían un remedio infalible para ello, que consistía en mezclar dos cucharadas de aceite de oliva y una pizca de salvia. Se calienta al baño María durante cinco minutos y deja reposar otros tantos. Sumerge las uñas en el aceite durante 20 minutos dos veces a la semana durante un mes y tendrás unas uñas a prueba de roturas. Una variación de este mismo remedio es utilizar únicamente aceite de ricino.

Un truco que utilizan las mujeres cubanas para reforzar sus uñas y que os aconsejamos que sigáis es poner dos cucharadas de zumo de piña o papaya con una cucharada de yema de huevo y media de vinagre. Mezclar bien y aplícalo sobre las uñas realizando un suave masaje. Deja que actúe durante media hora y, una vez pasado este tiempo, lávate las manos con agua fría. Conseguirás unas uñas preciosas.

En ocasiones, las uñas débiles son la señal de una dieta inadecuada. En ese caso, una infusión diaria de cola de caballo puede ser la solución. No lo dudes, empieza ya a aplicar estos remedios y luce unas uñas fuertes y con divertidos colores esta primavera.

¿Cómo aliviar el dolor de las torceduras? Remedios caseros

Feliz y aromática jornada de domingo. Después del receso de ayer por una buena causa (fue mi santo y tuve celebración familiar), aromasdesalud vuelve con sus consejos diarios para ayudaros a mejorar de forma natural. Hoy vamos  a hablar de torceduras. ¿Quién no se ha torcido, por ejemplo, un tobillo a lo largo de su vida? Lo primero que hay que hacer es inmovilizar la zona y calmar el dolor. Para ello, cuentan nuestros mayores que echaban mano de la col, un truco que habían aprendido de los hombres de campo, propensos a este tipo de lesiones mientras trabajaban sus tierras.

Cuando sufrían una torcedura, cogían unas cuantas hojas de col, les quitaban las venas centrales y las aplicaban directamente sobre la zona dolorida, las inmovilizaban con una gasa y en poco tiempo hacían efecto.

Además de la col, utilizaban también hojas de papel de estraza bien humedecidas en vinagre diluido en agua, que ponían sobre la torcedura y retiraban a los dos minutos. Al secarse, dejaban la zona inmovil, de tal manera que tanto el dolor como la inflamación desaparecían.

Por último os diremos que la curación de torceduras también se acelera si cada vez que la persona toma un baño se echa en el agua fría una pizca de jenjibre, ya sea en infusión o en aceite esencial. Lo más importante, por favor, es que si el dolor no remite o aparecen otros síntomas vayáis al médico.

Los molestos hongos también tienen cura natural

Los hongos, que os voy a decir de ellos. Son muy molestos y, para colmo, muy contagiosos. Rara es la persona que no los ha sufrido, por lo menos, una vez en su vida. Pero como para todo, o casi todo en esta vida, existen remedios naturales para combatirlos.

El primero de ellos es la bardana, también conocida como Hierba de los Tiñosos. Se trata de una planta utilizada desde hace muchísimos años para tratar cualquier tipo de problema cutáneo. Por esta razón recibe ese “curioso” nombre. Tres tazas de infusión de bardana al día durante un mes evitará la proliferación de hongos en la piel. Si observas que con eso y con todo el problema persiste, descansa una semana y vuelve a empezar.

Otra planta curativa es la gayuba, más concretamente sus hojas, que se aplican directamente sobre la zona fijadas con un esparadrapo y se dejan durante un par de horas. Su efecto es desinfectante y suavizan la piel, además de eliminar los hongos.

Por último no hay que olvidarse que todas las prendas de ropa son un importante vehículo de transmisión de hongos, por lo que algunas piezas, como por ejemplo los calcetines, que recogen todo el sudor del pie, conviene lavarlos con jabón verde y enjuagarlos después con vinagre. Espero que con estos pequeños trucos caseros no tengáis que sufrir más las molestias que provocan los siempre incómodos hongos. Aromáticos saludos.

¡Adiós, caspa, adiós!

Un pelo limpio y sano dice mucho del aspecto físico de una persona. Ya se puede ir impecablemente vestido, pero si el cabello está descuidado… Uno de los principales problemas que sufre buena parte de la gente es la temida caspa, esa especie de copitos de nieve caen sobre nuestros trajes y son antiestéticos. Está claro que quien nunca ha sufrido este problema no sabe lo molesto que resulta llevar siempre los hombros “nevados”. Y eso sin contar con los picores en la cabeza que muchas veces produce esta descamación continuada del cuero cabelludo.

Hoy os vamos a dar un truco casero para evitar la caspa y que se hace con una planta tan fácil de encontrar como la ortiga. Es muy importante utilizar unos guantes para evitar la irritación de las manos. Se coge un buen manojo de ortigas del campo y se ponen a hervir con agua. Después se cuelan y se añade un chorro de vinagre al agua cuando ya esté templada y se echa sobre el cabello después de habérselo lavado.

La caspa es un problema capilar muy frecuente y molesto

Si no tienes ortigas, otro remedio natural es la salvia, que se usa en forma de enjuagues. La mezcla, que debe aplicarse tres veces por semana, se realiza con seis cucharadas de esta hierba en medio litro de agua caliente.

También resulta muy bueno el champú de remolacha, aunque tiene un problema, y es que tiende a oscurecer el pelo. En cualquier caso os dejamos la fórmula, que consiste en mezclar el jugo de una remolacha con dos vasos de agua y una pizca de sal. Con este preparado se lavaba muy bien el cabello.

Pero como las cosas no están para perder mucho tiempo en hacer mezclas, hay champús ya preparados de gran eficacia para combatir la caspa, como el que ha puesto a la venta la línea de cosmética MY, de Supermercados El Árbol. Se aplica cada vez que te laves el pelo y los resultados comienzan a notarse rápidamente. Además de  práctico resulta muy económico.